Publicado 02/07/2020 06:34CET

México.- López Obrador saca pecho de sus dos años de gestión y afirma que el T-MEC llega "en un momento oportuno"

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. - Gustavo Durán/NOTIMEX/dpa - Archivo

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha defendido este miércoles sus dos primeros años de gestión, subrayando que bajo su mandato, "nunca se ha reprimido al pueblo" y "se eliminaron violaciones contra los Derechos Humanos", a la vez que ha defendido la "oportuna" llegada del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En el Museo de Sitio Recinto Parlamentario ubicado en el Palacio Nacional, López Obrador ha comenzado su intervención destacando que la transformación en todos los ámbitos que el Gobierno está llevando a cabo desde hace dos años está siendo guiada por "los principios de honestidad, justicia, libertad, democracia y fraternidad".

"Nunca se ha reprimido al pueblo, ni hemos permitido masacres. Se eliminó la tortura y otras violaciones contra los Derechos Humanos, que eran prácticas habituales en otros gobiernos. Se está haciendo justicia en el caso de los jóvenes de Ayotzinapa y se atiende a las víctimas de la delincuencia", ha dicho en primer lugar el presidente mexicano, haciendo referencia al asesinato en 2014 de 43 estudiantes a manos de la Policía de Iguala, en el estado de Guerrero.

El presidente mexicano ha destacado que en estos dos años se acabaron los sistemas de espionaje y las persecuciones por parte del Estado, como demuestra, ha dicho, que la oposición pueda expresarse con total libertad, tanta, que "nunca, en más de un siglo, se había insultado tanto a un presidente de la República". La respuesta, ha señalado, ha sido "la tolerancia" y "la no censura".

En la lucha contra la corrupción, López Obrador ha informado de que se ha reducido en hasta un 95 por ciento el robo de combustibles, y ha remarcado que las grandes empresas, tanto nacionales como extranjeras, han pagado a la Hacienda Pública el dinero que debían, pues ya no se permiten condonaciones de deuda. "Se convirtió en delito grave la defraudación fiscal".

En ese mismo contexto, ha destacado que él y su Gobierno han practicado la austeridad, como demuestra que la actual administración haya decretado disponer de unas partidas presupuestarias un 70 por ciento más pequeñas con respecto a la de su predecesor, Enrique Peña Nieto, y, a su vez, ha enumerado una serie de medidas, como reducciones de sueldo de hasta un 50 por ciento para altos funcionarios, la prohibición de usar recursos del Estado y la cancelación de las pensiones millonarias a antiguos mandatarios del país.

"Se acabó el derroche y el lujo insolente en el Gobierno", ha enfatizado, añadiendo que en estos dos años se han ahorrado 270.000 millones de pesos (unos 10.500 millones de euros) en contratos públicos innecesarios.

El T-MEC LLEGA "EN UN MOMENTO OPORTUNO"

El jefe del Estado mexicano ha destacado que el T-MEC, que ha entrado en vigor este miércoles, lo ha hecho "en un momento oportuno" ya que "la vecindad con la economía más fuerte del planeta en las circunstancias actuales de recesión global, nos ayudará a impulsar actividades productivas y crear nuevos empleos".

Asimismo, ha afirmado que gracias al tratado de libre comercio con las dos potencias del norte se podrá atraer inversión extranjera, generando más oportunidades de negocio y puestos de trabajo, necesarios, ha dicho, en plena crisis económica provocada por la pandemia del nuevo coronavirus.

"Esta nueva estrategia nos permitirá una recuperación pronta de la economía, que ya empieza a percibirse", ha dicho López Obrador, quien ha confirmado que su próxima visita a Washington para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca la semana que viene tiene como objetivo principal tratar la puesta en marcha del T-MEC.

"LO PEOR DE LA CRISIS YA PASÓ"

El presidente mexicano ha asegurado también, en referencia a la recesión económica global provocada por la COVID-19, que "lo peor de la crisis ya pasó", como demuestra, ha dicho, que "el Banco de México haya anunciado que las remesas del mes de mayo aumentaron un 18 por ciento con relación al mes de abril".

En cuanto a la situación del paro en México, ha reconocido que durante los tres primeros meses de pandemia han propiciado una pérdida de casi un millón de empleos, aunque se ha mostrado convencido de que julio, "si no es que aumentan", al menos "se mantendrán los más de 19 millones que hoy están inscritos en el seguro social".

A su vez, ha afirmado que pese a la crisis, el valor del peso mexicano se ha mantenido y "poco a poco se ha venido recuperando", pues tan solo, ha dicho, se ha depreciado un 12 por ciento desde el inicio del año.

En materia de impuestos, ha señalado que la recaudación con respecto al mismo semestre del año anterior se ha mantenido en términos similares al recaudar algo más de 53.000 millones de pesos (unos 2.000 millones de euros), pero sí se ha incrementado la producción diaria de petróleo, 1,7 millones de barriles al día, por lo que las reservas han crecido un 2,45 por ciento en los últimos dos años.

Con la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, así como con la remodelación de otras seis que hay repartidas por todo el territorio mexicano, López Obrador ha dicho que confía en que para 2023 el país sea autosuficiente en diésel y gasolina.

"SE ACABO EL MÁTALOS EN CALIENTE"

En materia de seguridad, ha expresado que las nuevas medidas implantadas por el Gobierno, "atender a las demandas de los más pobres y marginados", en estos últimos dos años han propiciado que no se hayan registrado "aumentos sensibles" del número de homicidios, de igual forma que han roto "la tendencia histórica de su crecimiento".

"A diferencia de otros tiempos, en los enfrentamientos entre elementos del orden y las bandas de la delincuencia, son más los heridos y detenidos que los muertos, es decir, se acabó el remátalos, el mátalos en caliente", ha dicho.

López Obrador ha concluido su comparecencia afirmando que luchará para "desterrar las atrocidades" de su "querido México", como "la peste" de la corrupción y "la monstruosa y vergonzosa desigualdad social", y, parafraseando al poeta y dramaturgo español Lope de Vega, ha apuntado que "en empresa de tanta gloria, solo intentarlo es victoria".