Publicado 26/03/2020 01:59CET

México.- López Obrador señala que hubo corrupción en los permisos para construir una cervecera en el norte de México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. - Romina Solis/NOTIMEX/dpa - Archivo

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha señalado este miércoles que durante la licitación lograda por la empresa Constellation Brands para la construcción de una cervecera, ahora cancelada tras un plebiscito, en la ciudad de Mexicali, Baja California, se produjeron actos de corrupción y tráfico de influencias.

"Si se pone orden, si se acaba con la corrupción, vamos a poder mantener un auténtico Estado de Derecho, no de chueco", ha manifestado el mandatario mexicano durante su habitual intervención ante los medios desde el Palacio Nacional.

A principios de semana, el Gobierno anunció que las obras de la planta que la empresa estadounidense había iniciado en Mexicali, en el norte de México, quedaban paralizadas, después de que en un referéndum la población local se opusiera con un 76 por ciento a la construcción de la cervecera al considerar que se ponía en riesgo el suministro de agua en la región.

Hubo, ha dicho, "influyentismo. ¿Cómo dar un permiso para una planta cervecera que consume agua en donde hay escasez de agua?", se ha preguntado López Obrador en su respuesta a la pregunta que los medios le han lanzado acerca de si hubo o no corrupción durante la licitación.

"Nada más que quiero que el crecimiento traiga emparejado el bienestar de la gente y que no se afecte el medio ambiente", ha señalado López Obrador, quien en los últimos días fue el objetivo de las críticas de los empresarios, quienes apuntaron que esta decisión ahuyentaría la inversión extranjera.

El presidente mexicano ha recalcado que lo único que ha hecho su Gobierno ha sido escuchar al pueblo, pues "la gente votó por un cambio, dijimos mandar obedeciendo, democracia participativa. No voy a llevar a la Guardia Nacional para que se abra una planta".

En ese sentido, y ante las preguntas de los medios, ha insistido en que como "representante del Estado mexicano" trabajará por igual para ricos y para pobres, pues "ya no es tiempo en el que el Gobierno estaba al servicio de una minoría".

En relación a si la decisión traerá consigo sanciones económicas en forma de indemnizaciones para la empresa, López Obrador ha asegurado no saber todavía si el Estado deberá hacer frente a algún pago, pero ha dejado la puerta abierta ante un posible acuerdo con Constellation Brands, ya que, ha dicho, ambas partes "quieren un acuerdo".

La fabrica representaba una inversión de 1.400 millones de dólares, ha apuntado el diario mexicano 'Milenio' y, de acuerdo con la propia empresa estadounidense, se preveía una creación de empleo que superaría los 4.000 puestos de trabajo entre construcción y producción dentro de la planta.

Su paralización se produjo después de que el 76 por ciento de los 36.781 habitantes que acudieron a las urnas en Mexicali, con un censo de poco más de un millón de personas, votara frenar las obras de la planta, finalizada en un 65 por ciento, debido a las protestas de grupos ecologistas, que alertaron del riesgo que supondría para el suministro de agua, privatizado en años anteriores, de la localidad.