Publicado 24/09/2021 04:06CET

México.- México incide ante la ONU en que es "impostergable" poner fin al "bloqueo" contra Cuba

El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, habla ante la Asamblea General de la ONU.
El ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, habla ante la Asamblea General de la ONU. - UN PHOTO/CIA PAK

Critica la "frecuente parálisis" del Consejo de Seguridad para "cumplir con sus responsabilidad" ante "atrocidades masivas"

Reclama un control "más estricto" del comercio "irresponsable" de armas

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, ha incidido este jueves ante la Asamblea General de Naciones Unidas en que es "impostergable" ponerle fin al "bloqueo" económico contra Cuba y ha abogado por "medidas de solidaridad y apoyo mutuo".

Ebrard ha intervenido en representación del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y ha apelado a eliminar las "medidas unilaterales" contra países como la mencionada isla ante la "severa" crisis económica y sanitaria a nivel global.

En este sentido, ha defendido también que la solución a la crisis venezolana es el "diálogo" y la "negociación" por lo que ha reiterado su acogida al proceso que se lleva a cabo, precisamente en México, entre el Gobierno y la oposición del país caribeño.

Incidiendo en la necesidad de resaltar la "unidad" de América Latina, Ebrard ha reivindicado la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC), cuya Secretaría 'pro tempore' sustenta él mismo, en representación de México.

"La CELAC ha dado muestras de su pertinencia para definir cursos de acción conjuntos. Además, es una plataforma que permite ampliar la voz de América Latina y el Caribe en los foros multilaterales", ha reivindicado.

DESIGUALDAD Y DERECHOS

Por otro lado, Ebrard ha señalado a la recuperación económica y social de la crisis generada por la pandemia de COVID-19, la cual, ha lamentado, "se ha caracterizado por la desigualdad".

"México respalda las medidas para que los países menos adelantados se beneficien de mecanismos de apoyo multilaterales de
alivio de deuda, tales como la Iniciativa de Suspensión del Pago de
Servicio de la Deuda del G20. Sin embargo, los países de renta media requieren también de mecanismos de apoyo de esta naturaleza", ha manifestado al respecto.

Según ha precisado, estos países, como es el caso de México, representan el 75 por ciento de la población mundial y en ellos viven el 62 por ciento de las personas en situación de pobreza.

En ese contexto, ha llamado a las instituciones financieras internacionales, al sector privado y todos los actores en la materia, a "impulsar medidas que prevengan que estos países
incurran en niveles de deuda insostenibles y logren orientar sus
escasos recursos a la recuperación socioeconómica de la crisis".

En relación con los Derechos Humanos, ha enfatizado en el "compromiso" de México "con el respeto, protección y promoción" de los mismos, especialmente de los grupos en situación de vulnerabilidad e "históricamente discriminados".

"Mi país seguirá combatiendo los discursos de odio, la discriminación, la xenofobia, el racismo, otras formas conexas de intolerancia y el extremismo violento en cualquiera de sus manifestaciones", ha garantizado.

En este sentido, ha aseverado que el Gobierno mexicano se ha comprometido con los objetivos del Pacto Mundial para la Migración "segura, ordenada y regular", y con el Pacto Mundial sobre Refugiados.

"La migración no es un fenómeno pernicioso", ha apostillado, para añadir que "todas las sociedades se han visto beneficiadas, en determinado momento de su desarrollo histórico, por la contribución
de los migrantes".

Por ello, ha apuntado que es "responsabilidad de todos respetar y defender los Derechos Humanos de todas las personas, sin importar su calidad migratoria". "Para contar con flujos migratorios seguros, ordenados y regulares, la cooperación internacional es elemento crucial para que las comunidades de origen, tránsito y destino desarrollen sus capacidades sin tener que recurrir a la emigración", ha agregado.

COMERCIO "IRRESPONSABLE" DE ARMAS

En cuestiones de paz y seguridad, el ministro de Exteriores mexicano ha reivindicado haber "promovido ante todo la protección de civiles, el acceso humanitario sin barreras, el cumplimiento irrestricto del derecho internacional humanitario y la participación efectiva de las mujeres en los procesos de paz".

"Hemos buscado reducir el sufrimiento humano y poner a las personas en el centro de las acciones del Consejo de Seguridad en situaciones tan diversas como Afganistán, Birmania, Siria, Tigray y Yemen", ha añadido al respecto.

Asimismo, ha aclarado que continuará "llamando la atención" de
la comunidad internacional sobre el comercio "irresponsable" de armas y su tráfico, así como el vínculo con el incremento de la violencia, los homicidios y la comisión de crímenes de "alto impacto" que "afectan la seguridad y limitan las posibilidades de desarrollo".

"Esperamos que el Consejo de Seguridad pueda tomar medidas para que haya un control más estricto de las armas pequeñas y ligeras, ya que son éstas el combustible que alimenta los conflictos del mundo", ha sentenciado.

"PARÁLISIS" DEL CONSEJO DE SEGURIDAD

Ebrard ha instado a la "revitalización" de Naciones Unidas, una acción en la que es necesario, a su juicio, cambios en el Consejo de Seguridad.

"Ante la frecuente parálisis del Consejo de Seguridad para cumplir con su responsabilidad en ciertos conflictos en los que se cometen atrocidades masivas, México, junto con Francia, ha propuesto que se regule el derecho de veto de los cinco miembros permanentes", ha puntualizado al respecto, para resaltar que "más de cien Estados respaldan esta iniciativa".

Respecto a la reforma del Consejo de Seguridad, ha añadido que México será "un actor constructivo" a fin de que este órgano "sea más representativo, democrático, transparente y eficiente". "La pretendida creación de nuevos asientos permanentes es contraria
a la igualdad soberana de los Estados y a los principios esenciales de la democracia", ha continuado, para abogar por la "viabilidad" de una "reforma que incremente únicamente los asientos no permanentes, con mandatos de largo plazo y con posibilidad de reelección inmediata", lo que, a su juicio, "representaría un cambio de fondo en el funcionamiento del órgano".

En este contexto, el ministro ha remarcado que "la reconstrucción de las sociedades afectadas por la acumulación de las crisis de toda índole de los últimos veinte años" depende de la "capacidad de relanzar la solidaridad entre los Estados".