México.- Polémica entre los partidos políticos mexicanos ante la incertidumbre del lugar donde Calderón jurará su cargo

Actualizado 14/11/2006 14:46:20 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La sede en la que Felipe Calderón jurará su cargo como presidente de México el próximo 1 de diciembre ha desatado una polémica entre los diversos partidos políticos del país, ya que unos dicen que definitivamente será cambiado el lugar del acto ante posibles episodios violentos en el marco del conflicto de Oaxaca, mientras que otros consideran innecesaria la preocupación.

Ante la advertencia del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de tratar de impedir el acto, el líder de la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado, Manlio Fabio Beltrones, propuso a Calderón considerar un recinto alternativo para la ceremonia de toma de posesión.

De inmediato, la coordinadora del equipo de transición para la organización del 1 de diciembre, Cecilia Romero, descartó que exista un plan alternativo, y aseguró que Calderón tomará posesión en el Palacio Legislativo de San Lázaro, según informa el diario local 'El Universal'.

Por su parte, el portavoz del equipo de transición, Maximiliano Cortázar Lara, aseguró que jurará su cargo en la sede del Congreso de la Unión, a pesar de que el fin de semana el Consejo Nacional del PRD decidió impedir la toma de posesión de Calderón.

Para el senador del oficialista Partido de Acción Nacional (PAN) Santiago Creel, no existe ningún motivo para pensar en un cambio de escenario y, en todo caso, se aplicaría la ley a quien incurra en violencia durante la ceremonia. "Valdría la pena que el presidente electo reflexione sobre su asistencia, debido a las amenazas que se han recibido de no dejarlo tomar protesta, y que podría ser el escenario previo de la violencia", agregó.

ADVERTENCIAS DEL PRD

El artículo 68 de la Constitución prevé un cambio de escenario si se acuerda previamente y hay coincidencia entre las dos Cámaras del Congreso. Pero el senador del PRD Ricardo Monreal anunció que si el acto se celebra en un lugar distinto al habitual, los parlamentarios electos de su partido no asistirían.

En la Cámara de Diputados, el coordinador de la bancada del PRD, Javier González, pidió al PAN y al equipo del presidente electo "no preocuparse de más", ya que, según afirmó, será el 20 de noviembre cuando su partido decida si permitirá o no la toma de posesión.

Los partidos informaron que el 17 de noviembre harán acto de presencia efectivos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y del Estado Mayor Presidencial para preparar el operativo de seguridad que pondrán en marcha el 1 de diciembre.

No obstante, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara, Jorge Zermeño (PAN), se comprometió a no permitir el acceso de la PFP al salón de plenos por respeto al fuero constitucional, incluso ante el riesgo de que la oposición tome la tribuna.