México.- El presidente de México ofrece tranquilidad a los empresarios extranjeros tras la tensión de los últimos meses

Actualizado 04/12/2006 19:38:01 CET

MÉXICO DF, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente Felipe Calderón ofreció hoy tranquilidad y seguridad a empresarios para que inviertan en México, a pesar de la tensión política y social que se vivió en el país en los últimos meses y que se debe a los ajustados resultados de las pasadas elecciones presidenciales, a los altercados del estado sureño de Oaxaca y al aumento de violencia vinculada al narcotráfico. Así lo aseguró en la inauguración de un foro de inversiones entre España y México en la que los empresarios españoles pidieron mayor estabilidad que la existente en los últimos meses.

"Tengan la certeza de que mi Gobierno está trabajando fuertemente para ganar la guerra a la delincuencia; para que se aseguren y respeten los derechos de cada quien, los derechos de propiedad y de inversión; para que se combata sin tregua la corrupción", dijo Calderón.

El presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España, Javier Gómez Navarra, le dijo al recién nombrado presidente mexicano que el empresariado español siguió "con preocupación y gran interés los avatares políticos que han venido produciéndose" tras los comicios presidenciales del 2 de julio.

"Deseamos que con la toma de posesión vuelva la normalidad imprescindible para el buen funcionamiento institucional", señaló Gómez en un acto en el que también participó el príncipe de Asturias.

"Estamos trabajando para que México sea un lugar seguro para invertir, para trabajar y para vivir", aseguró el mandatario mexicano.

Felipe Calderón, era el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) y fue elegido en las urnas el 2 de julio pasado como presidente de México para suceder a Vicente Fox. El pasado viernes juró su cargo en medio de los gritos de protesta y con el Congreso tomado por los diputados de la oposición de izquierdas, el Partido de la Revolución Democrática (PRD). El ex candidato presidencial de dicho partido, Andrés Manuel López Obrador, se autoproclamó "presidente legítimo" hace pocas semanas y ha prometido ser un opositor implacable de Calderón.

El príncipe de Asturias expresó a Calderón su "más efusiva felicitación y deseos de éxito" al comienzo de su administración y aseguró que México tiene un "indudable peso" en el plano internacional y España está dispuesta a enriquecer sus relaciones con el país, que es el principal socio de mercado de España en Iberoamérica.

Calderón dijo a los empresarios que su Gobierno está dispuesto a caminar al lado de España en su meta de hacer de México uno de los principales destinos de inversión.

Señaló que impulsará la inversión en infraestructura productiva como aeropuertos, carreteras, puentes, presas, centrales eléctricas, plantas petroquímicas y regasificadoras.

El presidente añadió que hará del turismo un detonador para combatir la pobreza, que aún afecta a casi la mitad de los cerca de 104 millones de habitantes.