México.- El PRI admite que 2006 ha sido el año "más negro" de su historia y que no ha sabido entender los cambios

Actualizado 29/12/2006 13:57:26 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Revolucionario Institucional (PRI) mexicano, Carlos Flores, admitió que el año que termina ha sido el "más negro" de su historia debido a los bajos resultados electorales y a que no ha sabido entender los cambios que se han producido en el país.

En declaraciones al diario local 'Proceso' recogidas por Europa Press, Flores añadió que el priísmo nacional ha sido "incapaz" de enfrentarse al aparato gubernamental en los comicios presidenciales, así como a la movilización emprendida por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y su ex candidato Andrés Manuel López Obrador después de las elecciones que consideró "fraudulentas".

Así pues, aseguró que están asumiendo los costes de esta situación y que el partido trata de reivindicarse mediante una "asamblea nacional inteligente, política y visionaria" que les posicione, así como de un proceso interno para tener un partido competitivo en 2007.

No obstante, confió en que el PRI podrá "recuperar los espacios y reivindicarse" en 2009 porque las elecciones del pasado 2 de julio constituyeron un proceso atípico en el que el partido no supo entender los cambios.

Flores negó que su organización política sea la tercera fuerza nacional, aclarando que el PRI ocupa el primer lugar en gobiernos estatales y municipales, el segundo en el Senado de la República y el tercero en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, reconoció que su formación política se enfrenta un desafío para poder mantenerse en las primeras posiciones, y explicó que requiere mostrar su capacidad de operación para ser más competitivos, por lo que aseguró que en 2007 el PRI dará muestras de su capacidad de hacer los cambios necesarios sin perder sus ideales con el objetivo de recuperar entre tres y cuatro millones de simpatizantes.

El portavoz del Comité Ejecutivo Nacional del PRI mencionó, asimismo, que en la Asamblea Nacional Extraordinaria que se llevará a cabo el próximo mes de marzo se consolidarán los cambios para tener un partido "más moderno, mejorar la capacidad interna de elección de candidatos sin rupturas y tener un posicionamiento con mayor claridad en los temas nacionales".