Actualizado 08/06/2015 13:19 CET

El PRI se desinfla y consigue solo cinco de los nueve estados en juego

MÉXICO DF, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus socios han ganado las elecciones regionales que se han celebrado este domingo en México, pero con sabor a derrota porque solo se han hecho con cinco de los nueve estados que renovaban gobernador, de acuerdo con resultados oficiales.

   La alianza entre el PRI y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha sido la más votada en Guerrero, Campeche, Sonora, Colima y San Luis Potosí, aunque aspiraba a hacerse con ocho estados, según los sondeos sobre intención de voto.

   Destaca la victoria de Héctor Astudillo en Guerrero, hasta ahora en manos del PRD, donde estos comicios estaban amenazados por el boicot de las familias de los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) desparecidos el 26 de septiembre en el municipio de Iguala.

   Astudillo ha prometido que, de confirmarse su triunfo, ya que los números aún no están cerrados, "el estado regresará a la normalidad". "Se retomará la paz", ha afirmado, según han informado los medios de comunicación mexicanos.

   El Partido de Acción Nacional (PAN) ha arrebatado al PRI Querétaro, donde ha conseguido el 48 por ciento de los votos frente al 40 por ciento del oficialismo, y ha consolidado su liderazgo en Baja California, con un 45 por ciento, a diez puntos del PRI.

   En Michocacán, el triunfador de la jornada electoral ha sido Silvano Aureoles, candidato de la coalición de izquierda formada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo (PT) y Nueva Alianza (PANAL).

   En sus primeras declaraciones, Aureoles ha prometido "un nuevo comienzo para Michoacán", después del año de violencia que ha sufrido por el enfrentamiento entre los grupos de autodefensa y el cártel de Los Caballeros Templarios.

   "Llevamos décadas de desencuentros, en las que ni la economía ha crecido. Es momento de asumir la responsabilidad para comenzar la etapa que sigue", ha dicho, invitando a sus rivales, Ascensión Orihuela (PRI) Y Luisa María Calderón (PAN) a "trabajar por los michoacanos".

   En Nuevo León la mayoría ha sido para el independiente Jaime Rodríguez 'El Bronco' con un 50 por ciento de los votos, 26 puntos por delante del siguiente, Ivonne Álvarez (PRI).

VICTORIA TIBIA

   Los resultados de las regionales se suman a la insuficiente victoria en las legislativas, donde el PRI aspiraba a mantener la mayoría absoluta de 251 diputados, recurriendo a sus socios del PVEM y PANAL, algo que se vislumbra difícil, de acuerdo con los primeros resultados.

   Según estos datos, el PRI obtendría entre 196 y 203 escaños de los 500 que integran el Palacio de San Lázaro, mientras que el PVEM y PANAL se adjudicarían entre 41 y 48 y entre nueve y doce diputados, respectivamente.