México probará el voto electrónico en las elecciones presidenciales

Elecciones municipales en México
Foto: REUTERS
Actualizado 01/06/2015 21:41:23 CET

MÉXICO DF, 1 Jun. (Notimex/Notimérica) -

   La elección federal del próximo 7 de junio supondrá un gran avance tecnológico para México. El Instituto Nacional Electoral (INE) realizará una prueba piloto de carácter no vinculante mediante un dispositivo electrónico de votación en los Distritos 02 de Chihuahua; 03 de Aguascalientes y 04 de Hidalgo, que estará protegida contra cualquier tipo de alteración.

   De acuerdo con el Director de Estadística y Documentación Electoral del INE, Gerardo Martínez, el voto electrónico no sólo generará un mayor grado de confianza por parte de los ciudadanos, sino que también reducirá los costes de las elecciones. Hasta ahora, el precio que acarrea cada voto mediante el sistema de papeletas es de 56 centavos (equivalentes a 0,036 dólares), contra los 3 centavos (0,0019 dólares) que costaría la nueva votación.

   Este instrumento del INE, creado y producido por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), ya está listo para utilizarse en una elección presidencial, por lo que sólo falta la "decisión política" para plasmarlo en la ley, según explicó Martínez.

   Igualmente, uno de los principales problemas que puede presentar la votación electrónica, ya está resuelto. El Director del INE destacó que ya se han hecho pruebas y se cuenta con documentos y fotografías que demuestran que la gente indígena, de la tercera edad  los jóvenes pueden utilizar esta aplicación sin problema alguno.

   No obstante, este nuevo sistema de votación requiere aún de diversos factores para implementarse. "Primero, necesitamos una decisión política para que haya una modificación en la ley y que permita que se pueda recibir una votación a través de un instrumento electrónico y aparejado con eso, el asunto financiero", explicó el funcionario del INE.

   Así pues, el próximo domingo 7 de junio, una vez que los ciudadanos hayan depositado su voto en esos tres distritos, se les invitará a que participen en un simulacro de votación electrónica. Allí, se les preguntará acerca del partido político con el que se identifican y, además, habrá un espacio para poder apoyar a los candidatos independientes.

   Martínez puntualizó que se trata de un simulacro, "no de una votación", pero el resultado permitirá conocer la edad, sexo del votante, si apoya este tipo de mecanismos y cómo le gustaría votar en las próximas elecciones.

   De igual manera, el resultado aportará información acerca de la accesibilidad de estas urnas electrónicas dependiendo del tipo de Distrito: urbano, rural o semi-urbano, ya que las condiciones no son las mismas.

   Gerardo Martínez aclaró que un aspecto central de la votación electrónica es que permitirá que, en caso de alguna controversia, se podrán "obtener los comprobantes que arroja la máquina para confirmar que lo que me está dando como suma, como resultado, es lo que se produjo parcialmente en cada votación".

   De acuerdo con este procedimiento, una vez que se cierra la votación, el funcionario de casilla obtendrá las actas e inmediatamente después, transmitirá los resultados a los Consejos Distritales. Gracias a esto, en un futuro se podría prescindir tanto del recuento rápido como del mismo Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

   Asimismo, la rapidez del trámite reduce las posibilidades de intromisiones, ya que en cuanto se cierra la votación, "el funcionario de casilla obtiene las actas e inmediatamente después se transmiten los resultados a los Consejos Distritales", concluyó Martínez.

   Otros países, entre los que se encuentran Brasil y Venezuela, además de Estados Unidos y la India, ya utilizan el sistema de la urna electrónica en sus comicios.