Actualizado 21/08/2006 19:50:10 +00:00 CET

México.- El Supremo descarta investigar las violaciones al voto en las elecciones del 2 de julio

MEXICO DF, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Mariano Azuela, ha descartado "por notoriamente improcedente" la petición de simpatizantes de la Coalición Por el Bien de Todos, que lidera el candidato Andrés Manuel López Obrador, para que el alto tribunal investigue las violaciones al voto público que, aseguran, se presentaron en las elecciones del 2 de julio pasado.

Azuela rechazó la solicitud de los escritores, políticos, ex funcionarios y ciudadanos, que sumaron 16.806 firmas, por considerar que no están legitimados para pedir a la Corte que intervenga en este caso, porque la facultad que le otorga el artículo 97 de la Constitución para investigar violaciones al voto público es una atribución discrecional, que sólo se puede ejercer de oficio.

En otras palabras, Azuela desechó la petición porque la Corte sólo puede ejercer esta facultad a petición de uno, varios o todos los magistrados del alto tribunal, y no a solicitud de otras personas o autoridades, según informa el diario local 'El Universal', del que se hace eco Europa Press.

La decisión de Azuela ha sido notificada al abogado Francisco de Paula, quien firmó la solicitud ante la Corte, junto con los escritores Hugo Rascón Banda y Guadalupe Loaeza, el ex consejero del IFE Jaime Cárdenas Gracía, el ex fiscal de delitos electorales Javier Patiño Camarena, el diputado de Convergencia Jesús González Schmall, y los 'perredistas' Ifigenia Martínez y Álvaro Arceo.

Los ciudadanos pueden promover un recurso de reclamación para pedir al Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que revise y revoque la decisión del magistrado Mariano Azuela. El problema con este punto es que no existe ningún plazo establecido para que la Corte resuelva dicha reclamación.

Desde que López Obrador anunció en su primera asamblea informativa, hace un mes, que acudiría al Supremo para pedir su intervención, al menos unas cinco personas, de manera individual, se adelantaron y presentaron igual número de solicitudes ante el alto tribunal para pedirle que investigue violaciones al voto público.

Todas fueron desechadas por Azuela bajo el mismo argumento. De las peticiones sólo en un caso se promovió un recurso de reclamación. La impugnación contra la resolución de Azuela se le turnó a una ministra para que elabore un proyecto de sentencia y lo ponga a consideración de sus demás compañeros sin que hasta el momento haya avances.