México.- Unicef pide que termine el conflicto en el estado mexicano de Oaxaca

Actualizado 14/10/2006 6:58:20 CET

MEXICO, 14 Oct. (EP/AP) -

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) emitió el viernes un llamamiento a los profesores de la sureña ciudad de Oaxaca para que desconvoquen la huelga que emplazaron hace cinco meses, mientras que las autoridades dijeron que se acaba el plazo para aceptar un ofrecimiento de incremento salarial a los huelguistas.

Las tensiones se incrementaron después de que una comisión del Senado de la república puso fin a una visita de dos días con la finalidad de determinar si la principal demanda de los huelguistas, la renuncia del gobernador Ulises Ruiz, puede ser cumplida.

El Senado, que puede destituir a un gobernador si determina que su gobierno ha dejado de funcionar correctamente, situación conocida como "desaparición de poderes", tiene programado votar sobre el tema la próxima semana.

Sin embargo, los profesores y una coalición de manifestantes de izquierda dijeron que no aceptarán nada que no sea la renuncia de Ruiz y se negaron a considerar un ofrecimiento del gobierno de un aumento salarial a cambio de regresar al trabajo y permitir el reingreso de la policía a la ciudad.

Ese ofrecimiento, que había generado esperanzas de un pronto final del conflicto, se terminará el lunes si no es aceptado, en cuyo caso el gobierno considerará un nuevo curso de acción, dijo el viernes el subsecretario de Gobernación (Interior), Arturo Chávez.

La propuesta, dijo, "tendrá que volverse a plantear, con independencia de que se puedan pensar en otro tipo de acciones. En lo que se refiere a sus prestaciones tendríamos que volverlas a analizar, porque esa oferta vence ese día".

Aunque no aclaró a qué acciones se refería, continúan dándose las manifestaciones en favor de la intervención de la policía en la ciudad, donde los manifestantes han secuestrado autobuses, levantado barricadas callejeras y expulsado a policías y autoridades.

Las autoridades han expresado que una de sus principales preocupaciones es el regreso a clases de más de un millón de niños, los cuales han estado sin recibir educación desde el inicio de la huelga y las manifestaciones que las acompañan a fines de mayo.

La representación de la UNICEF en México señaló que estaba "profundamente preocupada" por los efectos de la huelga en los niños, pero exhortó a encontrar una solución pacífica al conflicto.

El organismo expresó que le preocupa mucho que "más de 1.300.000 niños y niñas oaxaqueños están pagando las consecuencias del conflicto".

Asimismo, la UNICEF hizo "un llamamiento urgente a todas las partes en conflicto a que, a través del diálogo, lleguen a un acuerdo que permita que los niños y niñas del estado puedan regresar pronto a clases y tener una educación de calidad en un entorno seguro y apropiado".

Varios senadores que visitaron Oaxaca tienen programado emitir un informe sobre si se puede considerar efectivamente la desaparición de poderes en el estado, el cual será entregado la próxima semana al Senado.