México/Venezuela.- Derbez dice que las relaciones entre México y Venezuela continúan en "impasse"

Actualizado 30/01/2006 14:26:51 CET

Resaltó que tanto México como EEUU se mostraron interesados en respaldar el Gobierno del presidente Evo Morales en Bolivia

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de México, Luis Ernesto Derbez, aseguró hoy que entre los Gobiernos de Vicente Fox y Hugo Chávez en este momento "no existe el roce" diplomático que causó el cruce de declaraciones entre ambos mandatarios, sino "un impasse" que la Administración mexicana piensa mantener hasta que encuentre "la solución adecuada".

Durante un desayuno en la Asociación de Periodistas Europeos en Madrid, el titular mexicano de Exteriores negó haber tratado sobre este tema con representantes del Gobierno español ya que, según dijo, "no es un roce que nosotros estemos discutiendo con ninguna otra nación".

Derbez tampoco trató con las autoridades españolas sobre el cambio de gobierno en Bolivia y Chile, países con los que México "tiene una acción muy positiva".

"El Gobierno mexicano está trabajando activamente con el Gobierno de Chile, con el que acabamos de firmar un acuerdo estratégico con el que vamos a trabajar conjuntamente", indicó el ministro, en referencia al Acuerdo de Asociación Estratégica México-Chile firmado el viernes pasado en Chile por Fox y Ricardo Lagos.

El ministro mexicano se reunirá esta tarde con el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, y almorzará con un grupo de empresarios españoles, según confirmaron fuentes diplomáticas mexicanas a Europa Press, que apuntaron la posibilidad de que Derbez pueda entrevistarse también con el ministro de Trabajo, Jesús Caldera.

Respecto a Bolivia, Derbez indicó que el Gobierno mexicano "envió un mensaje al presidente (Evo) Morales del interés mexicano de tanto respaldarle en su gestión como apoyarle en la búsqueda de soluciones al tema energético".

EUROPA Y EL 'POPULISMO' LATINOAMERICANO

Así lo hizo también, según el representante mexicano, el Gobierno del presidente George W.Bush, quien se encuentra en estos momentos "preocupado en apoyar y respaldar un Gobierno como el del señor Morales" que asumió el poder el pasado 22 de enero.

"El Gobierno de Estados Unidos ha enviado un mensaje a través del subsecretario adjunto para América Latina, el señor Thomas Shanon, al presidente (de Bolivia, Evo) Morales de respaldo, dado que hubo un proceso democrático", destacó el ministro mexicano de Exteriores.

Respecto a la proliferación de los denominados 'gobiernos populistas' en Latinoamérica, Derbez precisó que es "un error" entender como populismo la preocupación por generar empleo y distribuir equitativamente las rentas.

A su juicio, populismo es el empeño por aplicar en política fórmulas que ya fracasaron en los años 70. Para el ministro mexicano de Exteriores, la resolución de problemas como el paro o las desigualdades "es la participación del Estado en su resolución". Según Derbez, el populismo no debe significar un distanciamiento con Latinoamérica, es más, debería ser la señal para que "Europa se acercara más y evitara regresiones de la democracia en la región".

"EVITAR ROCES" ENTRE BUSH Y CHAVEZ

Sin embargo, Derbez reconoció la "diferencia sustantiva" existente entre la Administración del presidente George W.Bush y el Gobierno de Hugo Chávez. Según el ministro, las diferencias manifiestas entre los dos países "desafortunadamente no permiten que haya un diálogo positivo que nos permitiese a todos pensar que se va a dar, poco a poco, una coordinación entre EEUU y Venezuela en programas generales".

Ante esta situación, según el ministro mexicano, el Gobierno de Fox y el de países como Chile y Brasil están realizando "un trabajo común" para "evitar los roces que se puedan prever entre los gobiernos amigos de Estados Unidos y Venezuela".

"El gobierno de México, el de Chile, Brasil, una serie de gobiernos estamos trabajando con el Gobierno de Chávez para la solución de temas energéticos comunes, eso mandaría un mensaje de que existe coincidencia y trabajo común entre diversos países de latinoamérica para evitar los roces que se puedan prever con los gobiernos amigos de Estados Unidos y Venezuela", indicó.

"AGUJEROS" EN EL MURO

Respecto al problema de la violencia en la frontera con Estados Unidos, Derbez resaltó la importancia de que ambos países se "corresponsabilicen" de la situación y continúen con los programas de cooperación, intercambio de información y trabajo coordinado entre sus policías ya que, a su juicio, " es incorrecto pensar que la situación se solucionaría con un muro".

"La frontera es muy porosa, son 3.000 kilómetros de frontera, y si se levantara un muro se construirían túneles y agujeros" para pasar a Estados Unidos, advirtió el ministro mexicano, que consideró "incorrecto" pensar en que el muro resolvería el conflicto. "Si continúan los problemas de delincuencia en la frontera es responsabilidad de ambos países (...) por lo que ni acusamos ni aceptamos que se nos acuse" en ese sentido, afirmó.

Activistas anunciaron este sábado una movilización contra la propuesta que analiza el Congreso estadounidense de ampliar la valla fronteriza con México y reforzar la vigilancia para frenar la inmigración ilegal. La protesta comenzará con una movilización desde el sur de México y culminará con "la toma" de El Paso, en Estados Unidos, entre el 1 y el 7 de mayo.

Inmigrantes ilegales intentan cruzar la frontera hacia el norte buscando mejores oportunidades de trabajo, y muchos fallecen al enfrentarse a las adversas condiciones climáticas y de seguridad en el camino. El Congreso de Estados Unidos estudia la propuesta 4437, la cual contempla la construcción de 1.100 kilómetros adicionales de una doble valla en la frontera entre México y Estados Unidos.

Durante su estancia este fin de semana en Granada, Derbez pidió a EEUU que investigue la muerte de un ciudadano mexicano en la frontera y aseguró que México está haciendo lo propio en relación a lo ocurrido el pasado lunes en el límite, cuando dos uniformados con armas, en vehículos aparentemente del Ejército, evitaron que un cargamento de drogas fuera interceptado por autoridades de EEUU.