Publicado 30/10/2021 01:00CET

Mikati pide al ministro de Información de Líbano que "tome la decisión apropiada" para paliar la crisis con Arabia Saudí

HANDOUT - 30 September 2021, Lebanon, Beirut: Prime Minister of Lebanon Najib Mikati (R) speaks with Jordanian Prime Minister Bisher Al-Khasawneh (Not Pictured) during a press conference after their meeting at the Governmental Palace. Photo: -/Dalati & No
HANDOUT - 30 September 2021, Lebanon, Beirut: Prime Minister of Lebanon Najib Mikati (R) speaks with Jordanian Prime Minister Bisher Al-Khasawneh (Not Pictured) during a press conference after their meeting at the Governmental Palace. Photo: -/Dalati & No - -/Dalati & Nohra/dpa

   MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El primer ministro de Líbano, Najib Mikati, ha pedido este viernes al ministro de Información, George Kordahi, que "tome la decisión apropiada" para paliar la crisis diplomática con Arabia Saudí, por unas declaraciones anteriores a asumir el cargo en las que defendía a los rebeldes huthis de Yemen, y que por ahora ha provocado ya la expulsión del embajador libanés en Riad.

   Según recoge la agencia de noticias libanesa NNA, Mikati ha mantenido una llamada telefónica con Kordahi en la que le ha solicitado que "tenga en cuenta la situación nacional" y "tome la decisión apropiada para reformar las relaciones entre Líbano y los países árabes".

   Mikati ha pedido también al ministro de Exteriores libanés, Abdalá Bou Habib, que se quede en Beirut y no acuda junto con el resto de la delegación del país a la COP26 en Glasgow para gestionar la crisis diplomática.

   El propio ministro de Exteriores ha anunciado que se pondrá al frente de un grupo cuyo principal cometido será resolver la reciente disputa provocada por los comentarios de Kordahi. "Porque creemos que lo que está sucediendo es un problema (...) que se puede resolver con diálogo fraternal sincero", ha declarado Habib.

   Este grupo se reunirá el sábado a las 11.00 horas (hora local) en el Ministerio de Exteriores para analizar la situación, según recoge la cadena libanesa LBCI.

   Arabia Saudí pidió este viernes al embajador de Líbano, Fawzi Kabara, que abandone el país en un plazo de 48 horas, una decisión que ha justificado como una medida "necesaria" para "proteger la seguridad del país", mientras que también ha anunciado la decisión de detener todas las exportaciones libanesas.

   También el Gobierno de Bahréin hizo lo propio con su embajador libanés, al que también ha concedido 48 horas para salir del país. Según varios medios, el resto de Estados del Golfo Pérsico --Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Qatar-- están dispuestos a tomar la misma medida.