Publicado 08/05/2020 23:42:14 +02:00CET

Miles de personas se reúnen frente al Parlamento de Eslovenia para protestar contra el Gobierno en plena pandemia

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas se han manifestado este viernes en la capital de Eslovenia, Liubliana, contra el Gobierno, al que acusan de utilizar la pandemia de coronavirus para restringir las libertades de la población.

Las protestas, que se han extendido a otras ciudades del país, han llevado a unas 5.500 personas, según la Policía --cifra que asciende a 10.000 según medios locales-- a reunirse frente al Parlamento eslovaco, donde han proferido acusaciones de corrupción contra los miembros del Gabinete.

Al grito de "ladrones" o "abajo el Gobierno", los manifestantes han acudido con mascarillas, guantes y en bicicleta en un intento por minimizar el riesgo de contagio del virus, que ha dejado un centenar de muertos y 1.450 casos confirmados en el país, según informaciones del diario 'Dnevnik'.

La manifestación ha sido organizada por un movimiento ciudadano que cuenta con el apoyo de varios partidos de la oposición, entre ellos el del ex primer ministro Marjan Sarec, que dimitió en febrero a raíz de diferencias en la coalición. Para el antiguo mandatario, el objetivo de los manifestantes es "evitar que el Gobierno corrupto permanezca en el poder".

Los manifestantes han aprovechado la ocasión para protestar contra la intensificación de los ataques contra el trabajo de los medios de comunicación y la libertad de la actividad política, así como otras medidas que consideran autoritarias.

Varias ONG han expresado su preocupación por el hecho de que el Gobierno del primer ministro, Janez Jansa, aproveche las medidas para combatir la pandemia para suprimir informaciones sobre presunta corrupción.

Jansa, que ya ocupó el cargo entre 2004 y 2008 y entre 2012 y 2013, fue condenado en 2013 a 22 meses de cárcel por aceptar un soborno de 2 millones de euros en la compra de material militar a Finlandia. Aunque comenzó a cumplir la pena, finalmente fue absuelto por una polémica decisión del Tribunal Constitucional.

Contador