Publicado 09/11/2021 04:40CET

El ministro de Defensa pone su cargo a disposición de Castillo tras la denuncia de presiones en ascensos en el Ejército

Archivo - Un niño debajo de una bandera de Perú en una manifestación a favor del presidente, Pedro Castillo, y la formación Perú Libre
Archivo - Un niño debajo de una bandera de Perú en una manifestación a favor del presidente, Pedro Castillo, y la formación Perú Libre - Cesar Campos/dpa - Archivo

   MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Defensa de Perú, Walter Ayala, ha informado este lunes de que ha puesto su cargo a disposición del presidente, Pedro Castillo, después de que el excomandante general del Ejército José Vizcarra afirmase haber recibido presiones del Gobierno para ascender a dos coroneles de forma irregular.

   "Pongo mi cargo a disposición del señor presidente de la República y jefe supremo de las Fuerzas Armadas (Pedro Castillo), agradeciendo a mi país y cumpliendo con mi deber a la patria. No usen pretextos contra la democracia", ha escrito el ministro en su perfil de Twitter.

   De forma previa a este anuncio, Ayala ya manifestó a los medios de comunicación peruanos que estaba evaluando su "renuncia", la cual habría demandado el propio Castillo en una reunión privada tras la polémica, recoge el medio peruano 'El Comercio'.

   El excomandante general del Ejército ha dicho que el secretario presidencial, Bruno Pacheco, Ayala, y el mismo Castillo le demandaron el ascenso irregular de los coroneles Sánchez Cahuancamo y Ciro Bocanegra.

   Asimismo, el excomandante de la Fuerza Aérea de Perú Jorge Chaparro también ha asegurado haber recibido peticiones de Ayala para ascender a dos coroneles y ha afirmado que Pacheco le hizo un petición similar, recoge la emisora RPP.

   Por su parte, el ministro de Defensa ha rechazado "una interferencia en los ascensos", si bien los cuestionamientos han llevado a su inminente sustitución, mientras el Congreso ha aprobado una moción para interpelarlo.

   El Gobierno de Pedro Castillo vuelve así a vivir una crisis, después de que la semana pasada, antes de obtener el voto de confianza del Congreso, tuviese que cesar al que era ministro del Interior, Luis Barranzuela, en medio de una polémica por una presunta fiesta en Halloween en su casa pese a las restricciones por la pandemia.

   Además, el presidente renovó el gabinete a principios de octubre tras la renuncia del cuestionado ex primer ministro Guido Bellido, que fue sustituido por Mirtha Vásquez.

Contador