Publicado 10/06/2024 12:56

El ministro de Finanzas israelí abandona una comisión parlamentaria tras una discusión con familiares de rehenes

June 5, 2024, Jerusalem, Israel: Israeli Minister of Finance Bezalel Smotrich smiles outside Damascus gate in Jerusalem. Tens of thousands of young religious Ultra nationalists Zionist men and women have paraded through Muslim parts of the Old City of Jer
June 5, 2024, Jerusalem, Israel: Israeli Minister of Finance Bezalel Smotrich smiles outside Damascus gate in Jerusalem. Tens of thousands of young religious Ultra nationalists Zionist men and women have paraded through Muslim parts of the Old City of Jer - Europa Press/Contacto/Eyal Warshavsky

Un diputado de Judaísmo Unido de la Torá, parte del Gobierno de coalición, acusa a la madre de un rehén de "politizar" su caso para echar a Netanyahu

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Finanzas de Israel, el ultranacionalista Bezalel Smotrich, ha abandonado este lunes la comisión de finanzas que se estaba llevando a cabo en el Parlamento (Knesset) tras una discusión con familiares de los rehenes secuestrados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que le recriminaban que sus allegados han sido abandonados por el Gobierno israelí.

Smotrich se ha opuesto hasta ahora a alcanzar ningún tipo de acuerdo con Hamás, incluso si a cambio de un alto el fuego la milicia palestina liberase a los rehenes. Los familiares de los secuestrados le han reprochado su falta de acción en estos más de ocho meses y le han recriminado no haberse reunido antes, según informaciones recogidas por el diario 'The Times of Israel'.

Los familiares de los rehenes le han preguntado por cuál es el valor de las vidas de los secuestrados por la milicia, a lo que Smotrich les ha instado a dejar de gritar y les ha acusado de defender un discurso "cínico y demagógico". Es en ese momento en el que la tensión ha ido en aumento.

Smotrich ha advertido de que si el acuerdo con Hamás incluye la liberación de presos palestinos "con sangre en sus manos", eso podría llevar más adelante al "asesinato de muchos judíos". Asimismo, se ha opuesto a pactar con la milicia palestina un acuerdo que le permita "sobrevivir en Gaza", donde seguirán "armándose, cavando túneles y comprando misiles".

"Muchos judíos podrán ser asesinados y secuestrados en un nuevo 7 de octubre (...) Este es el dilema, y es doloroso, y nuestra responsabilidad como líderes es pensar cosas no solo aquí y ahora, sino también en las consecuencias a largo plazo", ha manifestado Smotrich, incidiendo una vez más en la necesidad de desarticular por completo a Hamás.

Este incidente se ha producido en la misma jornada en que el diputado Yitzhak Pindrus, del partido Judaísmo Unido de la Torá, ha acusado a la madre de uno de los rehenes de politizar el secuestro de su hijo con el objetivo de tumbar el gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

"Aquí hay familias desconsoladas. Tu quieres hacerlo político, tu quieres echar a Bibi (apodo con el que es conocido Netanyahu)", ha espetado Pindrus a la madre del rehén mientras esta trataba de intervenir en una reunión en la Knesset. "Hay gente que está en una mala situación y estamos tratando de ayudarles", ha remachado.

Por su parte, la madre del rehén ha exigido a Pindrus una disculpa por sus comentarios y ha aseverado que no actúa con fines políticos, sino que lo hace como parte de las familias directamente afectadas por los ataques de Hamás del 7 de octubre, que dejaron casi 1.200 muertos y cerca de 240 rehenes.

Aquellos ataques de Hamás provocaron la respuesta de Israel, que lanzó una ofensiva militar sobre la Franja de Gaza centrada en las principales estructuras de Hamás pero que se cobra ya la vida de más de 37.100 palestinos, en su mayoría mujeres y niños.

Contador