Publicado 29/06/2021 11:46CET

El ministro de Minas y Energía de Brasil admite que existe una crisis hídrica y pide un "uso consciente" del agua

Archivo - Bandera de Brasil. Imagen de archivo.
Archivo - Bandera de Brasil. Imagen de archivo. - MCT / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Minas y Energía de Brasil, Bento Albuquerque, ha admitido que existe una crisis hídrica en el país y ha instado a la población a hacer un uso "consciente y responsable" del agua y la energía.

En un comunicado, Albuquerque ha destacado que la última temporada de lluvias, principalmente en el sureste del país, ha sido la más seca de los últimos 91 años, según ha recogido el portal de noticias G1.

"El uso consciente y responsable del agua y la energía reducirá considerablemente la presión sobre el sistema eléctrico, reduciendo también el costo de la energía generada", ha aseverado.

Así, ha especificado que el actual escenario de crisis ha provocado una "preocupación natural" entre muchos brasileños por la posibilidad de racionamiento energético. Sin embargo, ha asegurado que el sector eléctrico es "robusto" y capaz de garantizar el suministro energético a los ciudadanos.

La semana pasada, el presidente de la Cámara de Diputados brasileña, Arthur Lira, alertó de que el Gobierno planeaba implementar un plan de racionamiento energético "educativo" para evitar un apagón. Horas más tarde, no obstante, tuvo que dar marcha atrás y afirmar que las autoridades únicamente tenían intención de fomentar un "uso eficiente" de la energía.

El presidente, Jair Bolsonaro, emitió el lunes una medida provisional para crear una cámara interministerial con el objetivo de gestionar la crisis del agua y la energía en el país.

Según Albuquerque, la idea es "fortalecer la gobernanza del proceso de toma de decisiones". Por su parte, la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) se reunirá este martes para definir el valor del reajuste de las banderas tarifarias.

El reajuste a definir por Aneel entrará en vigor a partir de julio, cuando se aplicará la tasa más alta del sistema dado que los niveles de los embalses son "considerablemente bajos" y las expectativas "desfavorables".

Contador