Publicado 04/02/2020 19:41:34CET

El ministro de Sanidad filipino dice que "rodarán cabezas" por la mala gestión de posibles infectados por el coronavirus

Coronavirus.- El ministro de Sanidad filipino dice que "rodarán cabezas" por el
Coronavirus.- El ministro de Sanidad filipino dice que "rodarán cabezas" por el - Oliver Haynes

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad de Filipinas, Francisco Duque, ha asegurado este martes que "rodarán cabezas" por la falta de seguimiento de los posibles infectados por el nuevo coronavirus después de que dos personas dieran positivo en el país.

"Siempre asumo que son lo suficientemente competentes, que saben lo que tienen que hacer, que conocen los protocolos", ha aseverado el ministro, según informaciones de la cadena de televisión ABS-CBN.

En este sentido, ha lamentado que "no se trata de un fallo de liderazgo sino de una cuestión de incompetencia por parte de aquellos que forman parte de la orquesta" y ha sostenido que "algunos trabajadores serán despedidos" por ello.

Asimismo, Duque ha manifestado que se pondrán en marcha las medidas necesarias para someter a pruebas médicas a todos aquellos individuos que hayan estado en contacto con los dos turistas chinos que se encuentran infectados.

Únicamente el 17 por ciento de los 300 pasajeros que viajaron junto a los pacientes han sido contactados por las autoridades, tal y como ha alertado Duque ante una comisión del Senado que se encuentra realizando una pesquisa sobre el asunto.

"Las cabezas rodarán... La cabeza de alguien va a rodar claramente", ha aseverado a la hora de hablar de la imposición de posibles sanciones por negligencia médica.

Al menos 425 personas han muerto ya en China por el brote y más de 20.000 están infectadas en una treintena de provincias. Aunque China es el epicentro del brote y el país más afectado, el coronavirus se ha extendido ya a otros países del sureste asiático y también se han detectado casos en Europa y América.

Los signos comunes de infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e, incluso, la muerte.

En 2003, más de 600 personas murieron en todo el mundo (349 en China) a causa del SARS o síndrome respiratorio agudo, que dejó 5.327 afectados en nueve meses.