Actualizado 20/07/2015 13:52 CET

Los ministros de Exteriores de Cuba y EEUU se reunirán tras la apertura de Embajadas

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, se reunirán el próximo lunes en Washington después del acto con motivo de la apertura de embajadas en ambos países, lo que supone la reanudación de las relaciones diplomáticas después de más de 50 años.

   Rodríguez Parrilla encabezará la delegación diplomática de Cuba en el acto de apertura y se convertirá en el primer canciller cubano en realizar un viaje oficial a Estados Unidos desde el año 1959. Tras el acto, está prevista su reunión con Kerry.

   Kerry no participará en el acto de apertura, por lo que la delegación estadounidense estará encabezada por la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson.  En el acto participarán cerca de 500 invitados, entre ellos alrededor de 30 que viajarán desde Cuba.

   La bandera cubana también será izada en el vestíbulo del Departamento de Estado, entre las enseñas de Croacia y Chipre. Allí  se unirá a los más de 150 países con los que Estados Unidos mantiene relaciones diplomáticas.

   La apertura de las embajadas en Cuba y Estados Unidos tendrá lugar siete meses después de que se produjese el anuncio histórico del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países por parte de sus presidentes, Raúl Castro y Barack Obama.

   RUPTURA DE RELACIONES EN 1961

   Con la reapertura de las embajadas, Estados Unidos y Cuba reanudarán sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961, apenas seis meses después del histórico anuncio realizado por los presidentes de ambos países, Barack Obama y Raúl Castro, tras 18 meses de negociaciones en la sombra.

   El presidente estadounidense, Dwight Eisenhower, cerró la Embajada de Estados Unidos en La Habana el 3 de enero de 1961, casi tres semanas antes de la fecha en que el mandatario electo John F. Kennedy tenía previsto tomar posesión del cargo.

   En medio de fuertes tensiones, en abril de 1961, Kennedy dio luz verde a una invasión militar contra Cuba, organizada por Estados Unidos y con participación de exiliados cubanos. El ataque por la Bahía de Cochinos, en el oeste de la isla, fracasó y reforzó la posición de Fidel Castro en su país y en el extranjero.

   El restablecimiento de las relaciones diplomáticas debe ser ahora el punto de partida para la normalización de las relaciones en todos los ámbitos, pero la persistencia del embargo económico impuesto por Estados Unidos sobre la isla supone un importante obstáculo en el camino. La devolución de la base militar de Guantánamo, que Estados Unidos tiene alquilada desde 1903, también podría ser otro escollo.