Publicado 08/07/2020 18:16CET

La MINUSCA rechaza el "chantaje" del grupo armado 3R y pide que cese sus ataques en el noroeste de RCA

R.Centroafricana.- La MINUSCA rechaza el "chantaje" del grupo armado 3R y pide q
R.Centroafricana.- La MINUSCA rechaza el "chantaje" del grupo armado 3R y pide q - UN/MINUSCA - HERVE SEREFIO - Archivo

Sidiki amenaza con volver "ingobernable" en noroeste de RCA, donde opera su grupo

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El representante especial del secretario general de la ONU en República Centroafricana, Mankeur Ndiaye, ha calificado de "chantaje" las amenazas realizadas por el grupo armado 3R que lidera Abbas Sidiki y que opera en el noroeste del país, instándole a cesar sus ataques y advirtiéndole de que podría tener que responder por crímenes de guerra.

En un comunicado publicado este lunes, Retorno Reconciliación y Rehabilitación (3R), informó "por vía de su presidente fundador, el general Abbas Sidiki, al Gobierno de que en caso de ataque contra sus posiciones, ya sea por la Misión de la ONU (MINUSCA) o las FACA (el Ejército centroafricano), convertirá la parte noroeste de RCA en ingobernable".

El portavoz de la MINUSCA, Vladimir Monteiro, ha advertido, en nombre de Ndiaye de que tanto Sidiki "como todos los líderes del 3R serán considerados responsables de forma colectiva de todo el caos que amenazan con crear" en el noroeste y del que las "principales víctimas" serían los civiles.

En este sentido, ha aclarado que "toda violación será objeto de investigación con el fin de que los responsables puedan responder por sus actos ante la justicia" y ha recordado que los ataques contra los 'cascos azules' pueden constituir crímenes de guerra.

Monteiro ha subrayado que tanto Sidiki como el resto de líderes del 3R son responsables de la crisis humanitaria que se ha generado en el noroeste, con el desplazamiento de población debido a los ataques de los milicianos. "De los alrededor de 1.000 personas que huyeron la semana pasada, alrededor de 800, en su mayoría mujeres y niños, siguen refugiadas cerca de un puesto militar de la MINUSCA en Koui", ha precisado.

Así las cosas, ha instado al 3R a cesar de forma inmediata los ataques para dar una oportunidad al diálogo en el marco del acuerdo de paz firmado por el presidente, Faustin-Archange Touadéra, con los principales grupos armados, incluido el de Sidiki, en febrero de 2019.

Mientras esto ocurre, el portavoz de la MINUSCA ha dejado claro que la operación conjunta con las FACA continuará hasta que el 3R abandone las zonas ocupadas después del 6 de febrero de 2019, fecha de la firma del acuerdo de paz, cese sus ataques contra los civiles y las fuerzas nacionales e internacionales y retorne a los mecanismos previstos en el acuerdo.

Sidiki anunció a principios de junio su salida del acuerdo de paz y aseguró que sus hombres "responderán hasta sus últimas fuerzas en caso de ataque contra sus bases" por parte de las fuerzas gubernamentales.

El anuncio se produjo tan solo dos días después de que la MINUSCA advirtiera a Sidiki en contra de su clara tendencia expansionista en contra de lo estipulado por el acuerdo, que en el anexo de cese de hostilidades exige la abstención de toda operación o ataque militar así como de toda tentativa de ocupar nuevas posiciones.

El acuerdo de paz en RCA no ha puesto completamente fin a la violencia en que se vio sumido el país a finales de 2013, que enfrentaba principalmente a los antiguos rebeldes Séléka, mayoritariamente musulmanes, con las milicias de autodefensa 'anti balaka', principalmente cristianas. Además, el país tiene previsto la celebración de elecciones presidenciales a finales de este año en las que Touaderá aspira a su reelección.