Publicado 02/01/2021 17:06CET

Montenegro.- El presidente de Montenegro rechaza las enmiendas a una polémica ley sobre la Iglesia Ortodoxa Serbia

Primer ministro de Montenegro Milo Djukanovic
Primer ministro de Montenegro Milo Djukanovic - AMR ABDALLAH DALSH - Archivo

BUDAPEST, 2 Ene. (DPA/EP) -

El presidente de Montenegro, Milo Djukanovic, ha rechazado firmar las enmiendas a una polémica ley sobre las propiedades de la Iglesia Ortodoxa de Serbia, y que suspendían la posibilidad de nacionalizar los bienes eclesiásticos de origen indemostrable.

El dirigente devuelve así al Parlamento una legislación enmendada el martes por una nueva mayoría parlamentaria en el país, en lo que se teme que pudiera ser el inicio de un nueva crisis política.

El presidente, en este sentido, se ha escudado en que las enmiendas fueron aprobadas sin que la cámara garantizara "sin género de dudas" que el número mínimo de diputados se encontraba en el Parlamento en el momento de la votación, que se realizó sin presencia de la oposición.

La enmienda religiosa era una de las prioridades del primer ministro montenegrino Zdravko Krivokapic, cuya coalición reemplazó a los socialistas de Djukanovic como mayoría parlamentaria, mientras la iglesia ortodoxa insistió en que la legislación original supone una humillación para el clero y denunció que se trata de una maniobra política para reducir su influencia.

Las mayorías en el Parlamento montenegrino están más ajustadas que nunca. La nueva coalición de Gobierno está respaldada por el proserbio Frente Democrático y dos pequeños partido proeuropeos, que cuentan con 41 de los 80 escaños del Parlamento.

Si el Parlamento montenegrino vuelve a aprobar las enmiendas, al presidente no le quedará más remedio que firmar la legislación, ocurra lo que ocurra.