Publicado 10/06/2015 18:35CET

Morales dice que "obedecerá" a los bolivianos si quieren su reelección

Evo morales
DAVID MERCADO / REUTERS

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente boliviano, Evo Morales, ha dejado abierta la puerta a una reforma de la Constitución para poder optar a un nuevo mandato siempre y cuando esa sea la voluntad de los ciudadanos puesto que, ha dicho, no es una "pretensión personal".

En una entrevista concedida a la emisora alemana Deutsche Welle durante su estancia en Bruselas, donde este miércoles participa en la Cumbre entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), el mandatario ha sido preguntado sobre la posibilidad de cambiar la Constitución para su reelección indefinida, algo que ya ocurre en países como Venezuela y Nicaragua.

"Desconozco el sistema alemán, pero mi experiencia como presidente es obedecer al pueblo", ha afirmado, para a renglón seguido añadir: "Si el pueblo dice que hay que cambiar la Constitución, obedeceré". "Hasta el momento estoy muy satisfecho, no es ninguna pretensión personal", ha asegurado.

La Constitución Política del Estado (CPE), que entró en vigor en 2009, solo contempla la reelección consecutiva una sola vez. En el caso de Morales, que llegó al poder en 2006, se encuentra en su segundo mandato, puesto que el inicial, que terminó en 2009 no cuenta y actualmente cumple el mandato para el que fue reelegido en 2014.

Desde el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales, han surgido abiertamente voces a favor de que se enmiende la Constitución para que el presidente pueda seguir en el cargo. La vicepresidenta del MAS, Concepción Ortiz, ha explicado al diario 'La Razón' que "las bases (del partido) dicen que no hay otro líder, por eso es que están pidiendo la modificación de la Constitución Política".

El diario local recuerda que el artículo 411 de la Constitución estipula que se puede impulsar una reforma parcial de la Carta Magna por iniciativa popular que cuente con el respaldo de al menos el 20 por ciento del electorado o por decisión de la Asamblea Legislativa, con el respaldo de dos tercios de los presentes. Dicha reforma parcial requeriría además un referéndum de aprobación.

Antes de las elecciones del año pasado, Morales aseguró que su intención una vez concluya su mandato actual era abandonar la política e ironizó con que sería "mesero". Igualmente, reconoció que no ve un sucesor claro para el año 2020. "Es una preocupación que a veces no me deja dormir", afirmó.