Publicado 23/03/2021 07:10CET

Mozambique.- ACNUR alerta del incremento de desplazados de hasta un millón en el norte de Mozambique por la violencia

Archivo - Desplazados en Cabo Delgado tras el paso del ciclón Kenneth
Archivo - Desplazados en Cabo Delgado tras el paso del ciclón Kenneth - MSF - Archivo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha alertado de la "urgente necesidad" de abordar la crisis humanitaria en la provincia de Cabo Delgado, al norte de Mozambique, donde el auge de la violencia está derivando en un incremento del número de desplazados internos que se espera que alcance un millón en junio.

La responsable de Protección dentro de ACNUR, Gillian Triggs, y el Alto Comisionado Auxiliar para Operaciones de ACNUR, Raouf Mazou, han avisado de que los desplazados internos han pasado de 70.000 a 700.000 desde hace un año, por lo que se prevé un repunte en los próximos meses.

"Si se observa la velocidad a la que estamos viendo aumentar el número de desplazados internos, sabemos que la ventana de oportunidad que tenemos se está cerrando", ha lamentado Mazou.

Por su parte, Triggs ha incidido en que la insurgencia que arrancó en 2017 ya ha provocado la muerte de 2.000 personas, mientras aún no se tiene claro quiénes son el "grupo misterioso" responsable de actos como decapitaciones, asesinatos o violaciones.

Las personas desplazadas, más de la mitad de ellas niños, han huido hacia áreas más seguras más al sur en la provincia de Cabo Delgado. La mayoría, o alrededor del 90 por ciento, ha encontrado refugio con familiares y amigos en áreas urbanas o con comunidades de acogida en aldeas.

Las autoridades también han trasladado a algunas personas de zonas superpobladas a asentamientos, donde viven en condiciones precarias y se necesitan refugio, alimentos, ropa, agua y saneamiento.

En este sentido, Triggs ha apuntado que aunque las autoridades distribuyeron alimentos en diciembre, desde entonces no se han producido más distribuciones, ni por parte del Gobierno ni del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas.

De este modo, ha apostado por llevar a cabo proyectos que permitan mejorar la situaciones de los desplazados como proporcionarles documentación oficial que les permita acceder a servicios sociales, transporte o educación.

Mazou ha demandado en este aspecto más apoyo internacional y ha precisado que el llamamiento humanitario de 254 millones de dólares (213 millones de euros) se financia solo en cerca de un cinco por ciento.

"Lo que enfrentamos ahora es la necesidad de asistencia humanitaria inmediata y también pensar a largo plazo para quienes puedan permanecer en los lugares donde están ahora", ha sentenciado el Alto Comisionado Auxiliar para Operaciones de ACNUR.

Contador