Publicado 09/09/2020 12:23:10 +02:00CET

Mozambique.- Amnistía denuncia torturas y otros abusos por las fuerzas de seguridad en el norte de Mozambique

Mozambique.- Amnistía denuncia torturas y otros abusos por las fuerzas de seguri
Mozambique.- Amnistía denuncia torturas y otros abusos por las fuerzas de seguri - NIE ZUGUO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Pide al Gobierno una investigación "inmediata e imparcial" que permita llevar a los responsables ante la justicia

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad mozambiqueñas han llevado a cabo torturas y otras graves violaciones de los Derechos Humanos contra detenidos en el marco de sus acciones para acabar con la violencia yihadista en la región de Cabo Delgado, en el norte del país, según ha denunciado Amnistía Internacional, que pide al Gobierno "una investigación independiente e imparcial" sobre estos abusos.

La ONG ha conseguido verificar varios vídeos y fotos en los que se ven intentos de decapitación, torturas y otros malos tratos contra prisioneros; el desmembramiento de presuntos combatientes; posibles ejecuciones extrajudiciales; y el traslado y posterior descarga de un gran número de cadáveres en aparentes fosas comunes.

Quienes cometen esos abusos, según los vídeos, son soldados que visten uniformes de las Fuerzas de Armadas de Defensa de Mozambique (FADM) y de la Policía de Intervención Rápida (PIR). En base a lo que se escucha y se ve en los vídeos y las imágenes, Amnistía cree que fueron grabados en la primera mitad de 2020 en Cabo Delgado o sus alrededores.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques por parte de un grupo islamista al que popularmente se conoce como Al Shabaab pero que no estaría vinculado con el grupo del mismo nombre que opera en Somalia y está ligado a Al Qaeda.

Además, el grupo yihadista Estado Islámico anunció en 2019 la creación de Estado Islámico en África Central (ISCA), que desde junio de ese mismo año comenzó a reivindicar ataques en la zona. Desde marzo de este año, sus acciones se han intensificado y ha atacado varias ciudades importantes, incluida Mozimboa da Praia, tomada por última vez a mediados de agosto y de la que los insurgentes aún no se habrían retirado.

"Los horribles vídeos y fotos que hemos analizado son la prueba de graves violaciones de los Derechos Humanos y de la sorprendente violencia que se ha venido produciendo en Cabo Delgado, lejos del foco internacional", ha subrayado el director para África Oriental y del Sur de la ONG, Deprose Muchena.

ABUSOS INJUSTIFICADOS

"Esta conducta incumple los principios fundamentales de humanidad", ha puntualizado, recalcando que "los abusos atribuidos al grupo conocido como Al Shabaab nunca pueden justificar violaciones adicionales por parte de las fuerzas de seguridad de Mozambique".

Por ello, Muchena ha reclamado al Gobierno de Filipe Nyusi que "ordene una investigación rápida, transparente e imparcial para llevar a todos los responsables de estos crímenes ante la justicia en juicios justos".

Además, Amnistía ha pedido a las autoridades que ordenen de forma inmediata a las fuerzas de seguridad el cese de todo maltrato de detenidos y otras violaciones de los Derechos Humanos.

Según ha explicado la ONG en un comunicado, ha analizado cinco vídeos y tres fotografías. Tres de los vídeos muestran a tres víctimas, que se cree que serían las mismas, con las manos atadas a la espalda, completamente desnudas o al menos de cintura para abajo, y a las que varios soldados dan patadas y golpean con palos y fusiles.

"¿NO ESTÁS MUERTO AÚN?"

En uno de los vídeos, se escucha a un soldado decir en portugués: "¿No estás muerto aún? ¿No estás muerto? ¿Por qué no estás muerto? ¿A qué esperas?". A continuación otro afirma "golpea a esa mierda", tras lo cual otro soldado le golpea en los genitales con un palo. "Pégale todo lo fuerte que puedas", afirma otro.

En otro de los vídeos se ve a un soldado cortarle la oreja con un cuchillo a uno de los detenidos, mientras que en otra grabación se escucha cómo los soldados proponen prender fuego al detenido. "Vamos a rociarle con gasolina y a prenderle fuego, tiene que arder", afirman, si bien las imágenes no captan si cumplieron con su amenaza.

También hay otro vídeo en el que se ven cuerpos en una fosa común y a soldados que van de uno en uno degollando con un gran cuchillo a los que siguen vivos o intentando decapitar los cadáveres, si bien Amnistía cree que al menos una de las víctimas estaba viva cuando fue decapitada.

"La indescriptible crueldad e inhumanidad mostrada en estos vídeos no tiene cabida en ninguna sociedad de orden, Estado de Derecho y Derechos Humanos", ha advertido Muchena. "El Gobierno de Mozambique tiene una obligación de lanzar de forma inmediata una investigación independiente e imparcial para llevar a los responsables ante la justicia", ha reiterado.

Contador