Publicado 12/11/2021 12:17CET

Mozambique.- Arsénia Massingue se convierte en la primera mujer en encabezar el Ministerio del Interior de Mozambique

Nyusi pone a Cristóvao Chume al frente de Defensa en plena ofensiva contra los yihadistas en Cabo Delgado

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Arsénia Massingue se ha convertido en la primera mujer en encabezar el Ministerio del Interior de Mozambique, en el marco de una remodelación del Gobierno que afecta igualmente a la cartera de Defensa.

El presidente mozambiqueño, Filipe Nyusi, ha anunciado que Massingue será la encargada de sustituir en el cargo a Amade Miquidade, cesado el martes junto a la ministra de Presidencia para Asuntos de Casa Civil, Adelaide Anchia Amurane.

Massingue era hasta ahora la comisaria jefe de Migración y directora general del Servicio Nacional de Migración, tras haber sido comandante de la Policía en las provincias de Manica y Nampula, según ha recogido el portal de noticias Folha de Maputo.

Por otra parte, Nyusi ha nombrado a Cristóvao Chume como ministro de Defensa, tras el cese el miércoles del titular de la cartera, Jaime Augusto Neto, mientras que Alberto Bacela reemplaza a Adelaide Anchia Amurane al frente de la cartera de Presidencia para Asuntos de Casa Civil.

El mandatario mozambiqueño no ha dado motivos para explicar los recientes ceses, anunciados en una serie de breves comunicados en los que únicamente se hacía referencia a que la decisión iba en línea con el artículo 159 de la Constitución, que hace referencia a las competencias del presidente.

Nyusi anunció además el miércoles una "reestructuración" del Ejército y destacó que las Fuerzas Armadas están "en la ofensiva" contra los grupos yihadistas que operan en la provincia de Cabo Delgado, situada en el norte del país y sacudida desde hace años por un aumento de la inseguridad.

En este sentido, la misión militar de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) anunció el jueves la destrucción de tres bases usadas por yihadistas y el rescate de trece personas raptadas por los milicianos en Cabo Delgado.

El Ejército de Mozambique subrayó en octubre que el objetivo de la lucha contra el yihadismo es "la aniquilación total del enemigo", ante el incremento de las operaciones en la zona con el apoyo de fuerzas especiales de Ruanda y tropas de la SADC.

Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por Estado Islámico en África Central (ISCA), que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

Contador