Publicado 31/03/2021 07:29CET

Mozambique.- Los ataques terroristas en Palma dejan 3.360 desplazados y se espera un incremento, alerta la ONU

Desplazados por la violencia yihadista en Cabo Delgado, en el norte de Mozambique
Desplazados por la violencia yihadista en Cabo Delgado, en el norte de Mozambique - MSF

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha alertado de un incremento "en los próximos días" de desplazamientos de personas que huyen de la ciudad de Palma, en el norte de Mozambique, por la violencia y los ataques terroristas, siendo ya 3.360 los desplazados.

Así lo ha aseverado Stéphane Dujarric, el portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, en una rueda de prensa en la que ha precisado que la Organización Internacional para las Migraciones ha confirmado la llegada de 3.360 personas desplazadas de Palma a los distritos de Nangade, Mueda, Montepuez y Pemba.

Dujarric ha avisado de que se espera que "miles de personas más huyan de la zona y se dirijan a pie, en barco o por carretera a destinos más seguros".

"Nuestros colegas sobre el terreno nos dicen que las personas desplazadas, incluidos los niños, están llegando en condiciones extremas. Han sido traumatizados o heridos, o necesitan atención médica urgente, o los tres", ha lamentado, para apuntar a que muchos han visto a sus familiares muertos o han permanecido escondidos "durante días, sin comida ni agua, para evitar a los hombres armados".

El portavoz ha subrayado que la ONU está movilizando a su personal y los recursos necesarios para apoyar a los desplazados en alimentación, suministros médicos y artículos de emergencia, además de en la identificación de personas vulnerables.

"Condenamos enérgicamente los ataques que han tenido lugar y expresamos nuestro más sentido pésame a las familias de las víctimas, así como al Gobierno de Mozambique", ha sentenciado Dujarric.

La provincia de Cabo Delgado, donde se ubica Palma, es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por ISCA, que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

La ciudad ha sido blanco de ataques desde el 24 de marzo, con un último este lunes reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, que ha asegurado que controla la localidad y que en los combates han perdido la vida más de medio centenar entre las filas mozambiqueñas.

La situación ha llevado a Estados Unidos a anunciar un programa de entrenamiento de dos meses con Mozambique para dar adiestramiento a marines mozambiqueños "para apoyar los esfuerzos para evitar la propagación del terrorismo y el extremismo violento", según confirmó la semana pasada la Embajada estadounidense en el país africano.

Contador