Publicado 03/11/2020 20:06CET

Mozambique.- Decapitadas cerca de 30 personas, incluidos 15 niños, en el último ataque de Estado Islámico en Mozambique

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - Fabio Cimaglia/LaPresse via ZUMA / DPA - Archivo

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 30 personas, incluidos 15 niños, fueron decapitados en el último ataque ejecutado por Estado Islámico contra la localidad mozambiqueña de Muidumbe, situada en la provincia de Cabo Delgado (norte), que habría caído en manos del grupo yihadista a raíz de un asalto lanzado durante el fin de semana.

Según las informaciones recogidas por el portal mozambiqueño de noticias Pinnacle News, los cadáveres de los 15 niños y cinco adultos han sido hallados en un lugar en el que llevaban a cabo un ritual de iniciación que incluía su circuncisión. Algunas de las víctimas son familiares, si bien por el momento no han trascendido sus identidades.

Asimismo, otros nueve cadáveres decapitados han sido localizados en la zona, lo que eleva a 29 el total de víctimas del ataque, que ha provocado que el cercano distrito de Mueda haya sido puesto en alerta máxima ante posibles ofensivas por parte de los yihadistas.

A Mueda han llegado ya numerosos desplazados que han huido de Muidumbe a causa del incremento de la violencia, que ha provocado que algunas aldeas hayan quedado prácticamente despobladas.

El portal mozambiqueño de noticias Carta de Mozambique indicó el lunes los yihadistas ejecutaron el ataque contra la localidad cuando un grupo de funcionarios y miembros de las fuerzas de seguridad se preparaban para volver al mismo. Estado Islámico en África Central (ISCA) reivindicó durante el fin de semana la toma de Muidumbe, información que no ha podido ser contrastada de forma independiente.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques por parte de un grupo islamista al que popularmente se conoce como Al Shabaab pero que no estaría vinculado con el grupo del mismo nombre que opera en Somalia y está ligado a Al Qaeda.

Además, Estado Islámico anunció en 2019 la creación de ISCA, un grupo que ha reclamado una serie de ataques en la zona y que ha estado especialmente activo durante este año. Los ataques han dejado cientos de muertos y miles de desplazados.

Contador