Publicado 04/04/2021 22:52CET

Mozambique.- El Ejército mozambiqueño recupera la ciudad de Palma tras días bajo control de Estado Islámico

Archivo - Una mujer desplazada y su hijo en Cabo Delgado
Archivo - Una mujer desplazada y su hijo en Cabo Delgado - WFP/FALUME BACHIR - Archivo

MAPUTO, 4 Abr. (DPA/EP) -

El Ejército mozambiqueño ha anunciado este domingo que la ciudad de Palma, en la provincia de Cabo Delgado (en el norte del país), vuelve a estar bajo su control tras la invasión protagonizada por más de un centenar de milicianos afines a Estado Islámico el pasado 24 de marzo.

El portavoz militar Chongo Vidigal ha informado a la agencia DPA de que la ciudad está controlada ahora por los militares mozambiqueños y que está completamente vacía.

Esta información tiene lugar después de que fuentes militares confirmaran, también este domingo, a la cadena de televisión STV que ya se habían hecho con el control del aeródromo de la ciudad y que ahora estaban despejando la ciudad de presencia yihadista "casa por casa".

Además de la pista de aterrizaje, el Ejército también había controlado el área de la iglesia católica de Palma donde, antes del sábado, los islamistas continuaban ofreciendo resistencia.

Alrededor de 9.150 personas, la mitad de ellas niños, se han visto desplazadas a causa de la ofensiva de la filial centroafricana del grupo yihadista (o ISCA) y que, según los yihadistas, se habría cobrado las vidas de 50 militares mozambiqueños.

La ciudad sigue con las comunicaciones cortadas, por lo que es imposible saber a ciencia cierta cuántos civiles han muerto en esta ofensiva. Se da por segura muerte de "decenas" de personas, entre ellas hay siete integrantes de las Fuerzas de Defensa y Seguridad mozambiqueñas (FDS), según informó el Gobierno a principios de semana.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por ISCA, que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

Contador