Publicado 25/03/2021 19:00CET

Mozambique.- España condena el último ataque en el norte de Mozambique y expresa su preocupación por la situación

Archivo - Desplazados por la violencia en Cabo Delgado, en el norte de Mozambique
Archivo - Desplazados por la violencia en Cabo Delgado, en el norte de Mozambique - FABIO DE SOUSA/AYUDA EN ACCIÓN - Archivo

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha condenado el último ataque perpetrado por presuntos terroristas yihadistas en la provincia de Cabo Delgado, en el norte de Mozambique, y ha expresado su preocupación por la evolución de la situación en este país.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación ha resaltado que el ataque que comenzó este miércoles contra la ciudad de Palma y que todavía estaría en curso, según las autoridades mozambiqueñas, "supone un verdadero salto cualitativo de la amenaza terrorista en dicha provincia".

En este sentido, el Gobierno ha expresado su "preocupación por la situación" y ha precisado que "sigue muy de cerca la evolución de los acontecimientos, en coordinación con las autoridades mozambiqueñas, tanto en Maputo como en Pemba, Naciones Unidas, la UE y otros países miembros", ha precisado.

Asimismo, ha reiterado su solidaridad con el Gobierno que lidera Filipe Nyusi "en su lucha contra el terrorismo" y con el pueblo de Mozambique, en especial los ciudadanos de Cabo Delgado que desde 2017 sufren las consecuencias de un conflicto que deja ya más de 2.000 muertos y más de 650.000 desplazados.

La ciudad de Palma, objeto del último ataque de los yihadistas, se encuentra muy cerca del proyecto de gas natural que está desarrollando la petrolera Total, cuya actividad se vio paralizada recientemente debido a la inseguridad.

El portavoz del Ministerio de Defensa mozambiqueño, Omar Nala Saranga, ha detallado que los atacantes irrumpieron en la ciudad desde tres direcciones y ha recalcado que "las fuerzas de seguridad están siguiendo los movimientos del enemigo y trabajan de forma incansable para restablecer la seguridad y el orden con la mayor rapidez".

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por Estado Islámico en África Central (ISCA), que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

Fuentes diplomáticas reconocieron recientemente a Europa Press que hay un "riesgo real" de que el conflicto no solo se extienda a otras regiones de Mozambique, como Nampula y Niassa, donde los terroristas ya estarían reclutando, sino también a la vecina Tanzania, donde en octubre hubo un ataque con una veintena de muertos.

Contador