Publicado 19/11/2020 10:46CET

Mozambique.- El Gobierno de Mozambique cifra en casi 500.000 los desplazados por la violencia en Cabo Delgado

Una madre y su hijo esperan a recibir ayuda alimentaria del PMA en Cabo Delgado, Mozambique
Una madre y su hijo esperan a recibir ayuda alimentaria del PMA en Cabo Delgado, Mozambique - WFP/FALUME BACHIR - Archivo

En la última semana más de 33.000 personas se vieron forzadas a huir por la violencia

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Casi 500.000 personas se han visto desplazadas en la provincia de Cabo Delgado, en el norte de Mozambique, como resultado de las acciones de milicianos islamistas que comenzaron en octubre de 2017, según los últimos datos ofrecidos por el primer ministro del país, Carlos Agostinho do Rosário.

"Como consecuencia de las acciones terroristas, hasta este momento cerca de medio millón de personas se han visto forzadas a abandonar sus zonas de origen y refugiarse en otros lugares en las provincias de Cabo Delgado, Niassa, Nampula, Zambézia, Manica, Sofala e Inhambane", señaló el primer ministro este miércoles durante su comparecencia ante la Asamblea.

Do Rosário reconoció que el número de desplazados está en aumento constante y aseguró que el Gobierno, junto con las organizaciones humanitarias, trabaja para ofrecer ayuda a estas personas, principalmente cobijo y alimentos.

Además, según informa el medio 'Carta de Mozambique', indicó que ya se están delimitando zonas para la agricultura en las provincias de Cabo Delgado, Nampula e Niassa con el fin de facilitar que los desplazados puedan cosechar sus propios alimentos y no depender exclusivamente de la ayuda.

También se refirió a la situación en Cabo Delgado el ministro de Defensa, Jaime Neto, durante su comparecencia ante el Parlamento. Según indicó, en los últimos días se han llevado a cabo acciones que han permitido la destrucción de bases de los terroristas al tiempo que continúa la persecución de sus líderes, tanto dentro como fuera del país, y se trabaja para bloquear su financiación y apoyo logístico.

Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas a los que popularmente se conoce como Al Shabaab, sin que estén relacionados con el grupo del mismo nombre que opera en Somalia, y que desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por Estado Islámico en África Central (ISCA).

La filial de Estado Islámico ha recrudecido sus acciones desde el pasado marzo y desde agosto controla la ciudad portuaria de Mocimboa da Praia. En las últimas semanas, ha intensificado sus ataques y ha llevado a cabo decenas de decapitaciones, generado una ola de desplazamientos.

LOS DESPLAZADOS SE HAN CUADRUPLICADO ESTE AÑO

Este martes, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó de que en la última semana más de 33.000 personas se habían desplazado hacia el sur en Cabo Delgado. Según sus datos, los desplazados serían ya más de 355.000, cuatro veces más los 88.000 que había a principios de año.

Entre el 16 de octubre y el 11 de noviembre, más de 14.400 desplazados llegaron a la playa de Paquitequete, en Pemba, en barco. Las llegadas de embarcaciones a la capital provincial alcanzaron su pico a finales de octubre, con 29 en un solo día, pero desde hace una semana no han arribado más barcos.

La jefa de la misión de la OIM en Mozambique, Laura Tomm-Bonde, ha reconocido que las informaciones que llegan del norte del país sobre "violencia contra los civiles son profundamente perturbadoras". Además, ha subrayado que pese a los esfuerzos de la OIM, junto al Gobierno y otras organizaciones humanitarias, "los recursos disponibles no cubren las amplias necesidades de las familias que llegan con nada tras verse desplazadas".

Contador