Publicado 26/03/2021 14:41CET

Mozambique.- Médicos del Mundo ofrecerá servicios de salud mental en el norte de Mozambique con apoyo de AECID

Archivo - Hospital español START desplegado en Dondo (Mozambique) por los efectos catastróficos del paso del ciclón Idai
Archivo - Hospital español START desplegado en Dondo (Mozambique) por los efectos catastróficos del paso del ciclón Idai - AECID - Archivo

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha anunciado este viernes una aportación de algo más de 164.000 euros a Médicos del Mundo para contribuir a la respuesta de la ONG ante la crisis humanitaria provocada por la violencia yihadista en el norte de Mozambique.

En concreto, estos fondos permitirán a la ONG reforzar la provisión de servicios de salud mental y apoyo psicosocial y en especial, la atención a las víctimas de violencia de género y la concienciación sobre esta lacra en el distrito de Montepuez, en provincia de Cabo Delgado, epicentro del conflicto.

Los fondos del Gobierno español servirán para que Médicos del Mundo dé apoyo al Hospital de Montepuez, que a su vez respalda a cinco centros de salud, con lo que se ofrecerá atención sanitaria a una población total estimada en 112.400 personas, entre ellas 63.000 mujeres y niñas, ha precisado AECID en un comunicado.

De la atención se beneficiarán tanto las comunidades de acogida como la población desplazada, que según las autoridades mozambiqueñas en Motepuez es de unas 58.000 personas, entre los que hay un centenar de menores no acompañados.

Médicos del Mundo trabajará de forma coordinada con las autoridades locales y formará a unos 50 sanitarios del sistema de salud mozambiqueño para poder aportar atención psicológica.

Además, capacitará a profesionales del Hospital Distrital de Montepuez en la atención de casos de violencia de género con perfiles de técnica de medicina y enfermería. Asimismo, según AECID, en cada una de las unidades de salud se formarán al menos a dos perfiles sanitarios específicamente en identificación, atención y referimiento de supervivientes de violencia de género.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por Estado Islámico en África Central (ISCA), que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

Fuentes diplomáticas reconocieron recientemente a Europa Press que hay un "riesgo real" de que el conflicto no solo se extienda a otras regiones de Mozambique, como Nampula y Niassa, donde los terroristas ya estarían reclutando, sino también a la vecina Tanzania, donde en octubre hubo un ataque con una veintena de muertos.

Como resultado de ello, en la actualidad hay unos 670.000 desplazados internos, si bien la ONU teme que la cifra pueda llegar al millón en los próximos meses.

En su último informe, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) advierte específicamente de las carencias en materia de protección salud mental y apoyo psicosocial, educación, salud, seguridad alimentaria, agua, higiene y saneamiento a las que se enfrentan los desplazados.

Contador