Publicado 27/03/2021 10:46CET

Mozambique.- Al menos siete muertos en un emboscada yihadista a los ocupantes de un hotel del norte de Mozambique

Archivo - El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
Archivo - El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - NIE ZUGUO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos siete personas han muerto en una emboscada yihadista a los ocupantes de un hotel en la localidad mozambiqueña de Palma, en la provincia de Cabo Delgado (norte del país), que se habían refugiado en él durante un brutal ataque contra la ciudad, según han informado fuentes próximas al incidente.

Según las informaciones recogidas por el portal de noticias Carta de Mozambique, milicianos de Estado Islámico en África Central (ISCA) --una rama del grupo que opera también en República Democrática del Congo (RDC)-- habrían estado detrás del ataque.

El asalto contra la localidad comenzó el pasado miércoles y obligó a más de 170 personas a refugiarse durante dos días en el hotel Amarula. Solo unas pocas personas pudieron ser evacuadas durante este periodo de tiempo.

El viernes por la tarde, se llevó a cabo un segundo plan para sacar del hotel a las decenas de ocupantes restantes, en un convoy de unos 16 vehículos bajo vigilancia aérea de helicópteros del servicio de protección privado DAG, a las órdenes del Ministerio del Interior.

Sin embargo, y según fuentes próximas a la situación al medio Zitamar, el convoy fue atacado poco después de salir del hotel. Solo siete vehículos consiguieron llegar a la playa de destino.

Las fuentes del medio temen que la emboscada haya dejado un gran número de víctimas mortales. Otras fuentes con contactos en la región temen que al menos la mitad del grupo, es decir, al menos 65 personas, puedan haber muerto.

El ataque en Palma ha sido extremadamente, según fuentes del medio Pinnacle News. Dos terceras partes de la ciudad parecen haber ardido hasta los cimientos y al menos 21 efectivos de las fuerzas de seguridad han muerto. La mayor parte de la población se ha dado a la fuga, bien hacia Tanzania, al norte, o a Pundanhar, al interior del país.

Palma se había convertido en un punto de concentración de refugiados y la petrolera Total acababa de anunciar el reinicio de un proyecto de construcción de un gasoducto.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por ISCA, que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

La situación ha llevado a Estados Unidos a anunciar un programa de entrenamiento de dos meses con Mozambique para dar adiestramiento a marines mozambiqueños "para apoyar los esfuerzos para evitar la propagación del terrorismo y el extremismo violento", según confirmó la semana pasada la Embajada estadounidense en el país africano.

Contador