Publicado 09/12/2021 15:36CET

Mozambique.- Mozambique asegura que reforzará la seguridad para garantizar los proyectos de exploración de gas natural

Archivo - El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
Archivo - El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - ISRAEL ZEFANIAS / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Mozambique ha asegurado que reforzará las operaciones de seguridad entre las provincias de Cabo Delgado y Zambézia con el objetivo de garantizar que el proyecto de exploración de gas natural en la zona no se ve amenazado por los yihadistas.

El capitán de la Armada mozambiqueña, Carlos Cossa, ha destacado que se reforzarán las patrullas en el Canal de Mozambique, entre los ríos Lingonha y Rovuma en Zambézia y Cabo Delgado, respectivamente.

Asimismo, ha hecho hincapié en que estas operaciones han derivado recientemente en la interceptación de una embarcación de pesca con bandera extranjera y ha recalcado que el objetivo es evitar que los terroristas amenazan los trabajos de exploración, según ha recogido el portal de noticias Carta de Mozambique.

Esta zona ha sido desde hace años usada como una ruta de tráfico de drogas y armas, entre otros, así como para el transporte de combatientes y otros bienes, lo que ha contribuido a incrementar la inseguridad en esta provincia del país africano.

El Ejército de Mozambique subrayó en octubre que el objetivo de la lucha contra el yihadismo es "la aniquilación total del enemigo", ante el incremento de las operaciones en la zona con el apoyo de fuerzas especiales de Ruanda y tropas de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC).

Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas conocidos como Al Shabaab, sin relación con el grupo homónimo que opera en Somalia y que mantiene lazos con Al Qaeda. Desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por Estado Islámico en África Central (ISCA), que ha recrudecido sus acciones desde marzo de 2020.

Esta inseguridad ha tenido además un impacto sobre los proyectos de exploración y explotación de recursos, entre ellos los trabajos del gigante energético francés Total en los alrededores de Palma, uno de los distritos más afectados por el aumento de los ataques yihadistas durante los últimos años.