Publicado 18/01/2021 13:11CET

Mozambique.- Mueren cinco personas en un nuevo ataque ejecutado por presuntos yihadistas en el norte de Mozambique

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - ISRAEL ZEFANIAS / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Nyusi pone al Ejército al frente de la respuesta ante el terrorismo en Cabo Delgado

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos cinco personas fueron asesinadas y varias han sido dadas por desaparecidas a causa de un nuevo ataque ejecutado el sábado por presuntos yihadistas en la provincia mozambiqueña de Cabo Delgado, situada en el norte del país y escenario de un grave deterioro de la situación de seguridad desde hace varios años.

Según las informaciones recogidas este lunes por el portal mozambiqueño de noticias Carta de Mozambique, el ataque fue ejecutado en la localidad de Pundanhar, ubicada en el distrito de Palma, uno de los más afectado por el repunte de los ataques por parte de yihadistas.

Fuentes citadas por este medio han señalado que las víctimas viajaban desde Nagande a Palma cuando fueron atacadas por los terroristas, que abrieron fuego contra los vehículos en los que intentaban contemplar la ruta.

El deterioro de la situación ha llevado al presidente de Mozambique, Filipe Nyusi, a poner al Ejército al frente de las operaciones contra estos grupos, entre los que figura Estado Islámico en África Central (ISCA), debido a los éxitos limitados obtenidos por la Policía.

La Presidencia desveló el 14 de enero que el general Eugenio Mussa fue nombrado jefe del Estado Mayor del Ejército, después de ser puesto al frente del mando operativo norte, en Mueda, tal y como ha informado la agencia de noticias Bloomberg.

De esta forma, Mussa, un asesor de Nyusi desde 2012 --momento en el que el actual presidente era ministro de Defensa, cartera que ocupó entre 2008 y 2015, cuando accedió a la Presidencia--, reemplaza así a Lazaro Menete como jefe del Estado Mayor del Ejército.

El propio Nyusi afirmó la semana pasada que las autoridades podrían conceder un perdón a aquellas personas que se hayan sumado a las filas de grupos terroristas, días después de que el Gobierno anunciara la recuperación del control del puerto de la localidad de Mocimboa da Praia, en manos de ISCA desde agosto de 2020.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques obra de milicianos islamistas a los que popularmente se conoce como Al Shabaab, sin que estén relacionados con el grupo del mismo nombre que opera en Somalia, y que desde mediados de 2019 han sido reivindicados en su mayoría por ISCA.

La filial de Estado Islámico ha recrudecido sus acciones desde el pasado marzo, tomando Mocimboa de Praia en agosto, una violencia ha ocasionado una crisis humanitaria, con más de 500.000 desplazados en esta provincia y las aledañas.