Publicado 05/11/2020 17:38CET

Mozambique.- La OIM cifra en 13.000 los desplazados internos llegados a Pemba por la violencia en el norte de Mozambique

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - ISRAEL ZEFANIAS / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El repunte de la violencia en la provincia mozambiqueña de Cabo Delgado (norte) ha provocado que cerca de 13.000 personas, incluidos alrededor de 5.900 niños, hayan huido durante las últimas tres semanas hacia la capital de la provincia, Pemba.

La jefa del organismo en el país, Laura Tomm-Bonde, ha detallado en un comunicado que 274 embarcaciones han llegado en este periodo de tiempo a la ciudad y ha resaltado que la OIM "está preparada para apoyar los esfuerzos del Gobierno de Mozambique para ayudar a los supervivientes, los desplazados internos y las comunidades de acogida".

Asimismo, ha confirmado que cerca de 40 personas han sido dadas por desaparecidas tras hundirse la semana pasada la embarcación en la que intentaban llegar a Pemba y ha trasladado sus "sinceras condolencias a los familiares de las personas fallecidas "en esta tragedia".

Uyeca Mpate, una de las supervivientes, ha detallado que tanto ella como su esposo y otros residentes de Palma huyeron de la violencia e intentaron llegar a Pemba en barco. "Cuando se hundió puede agarrarme a un contenedor que llevaba y llegar a la isla más cercana", ha relatado.

"Otras personas se agarraron a almohadones del barco y algunos a una cuerda, pero el resto se ahogaron. Mi esposo también se ahogó. La mayoría de los muertos son niños. Sólo dos niños sobrevivieron", ha manifestado Mpate.

El portal mozambiqueño de noticias Carta de Mozambique elevó el miércoles a 50 los fallecidos en el hundimiento y agregó que el suceso tuvo lugar entre la aldea de Pangane y la isla de Makalowe, en el distrito de Macomia, uno de los más afectados por el repunte de la violencia en los últimos meses.

Esta ola de desplazamientos ha sido provocada por el incremento de los ataques por parte de grupos islamistas, entre ellos Estado Islámico en África Central (ISCA). Entre las últimas matanzas registradas en Cabo Delgado figura la decapitación de alrededor de 30 personas, incluidos 15 niños, a manos de los yihadistas en Muidumbe.

Los yihadistas ejecutaron el ataque contra la localidad cuando un grupo de funcionarios y miembros de las fuerzas de seguridad se preparaban para volver al mismo. ISCA reivindicó durante el fin de semana la toma de Muidumbe, información que no ha podido ser contrastada de forma independiente.

LINCHADOS TRES SOSPECHOSOS

Por otra parte, el portal mozambiqueño Pinnacle News ha indicado que tres presuntos insurgentes fueron capturados por residentes durante el ataque contra Muidumbe y posteriormente linchados.

Así, ha detallado que los atacantes fueron reducidos y se les arrebataron las armas, tras lo que sufrieron la amputación de sus brazos con pangas, unos machetes de gran tamaño usados en África oriental para labores agrícolas. Posteriormente, fueron obligados a desfilar en la aldea antes de que una turba les decapitara.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques por parte de un grupo islamista al que popularmente se conoce como Al Shabaab pero que no estaría vinculado con el grupo del mismo nombre que opera en Somalia y está ligado a Al Qaeda.

Además, Estado Islámico anunció en 2019 la creación de ISCA, un grupo que ha reclamado una serie de ataques en la zona y que ha estado especialmente activo durante este año. Los ataques han dejado cientos de muertos y miles de desplazados.

Contador