La MUD reconoce no haber acompañado "el sufrimiento" de la población y describe 2018 como "el año más duro"

Venezuela
GETTY
Actualizado 29/12/2017 20:16:23 CET

   CARACAS, 29 Dic. (Notimérica) -

   La venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD), ha emitido este viernes un comunicado en el que afirma no haber sabido "acompañar el sufrimiento" de la población, da una perspectiva desoladora de 2017 y añade unas previsiones aún más pesimistas de 2018.

   "No hemos sabido acompañar en las últimas semanas, de la forma amplia y contundente que se merecía, el sufrimiento de un pueblo que ve mermar aceleradamente sus ya difíciles condiciones de vida", sostiene la coalición tras repasar la coyuntura política durante el año, reconocer que "se subestimó la estrategia de control electoral por comida que desarrolló obscenamente el gobierno" y que falló a la hora de "alcanzar una posición unitaria frente al adelanto de las elecciones de alcaldes".

   La descripción que la MUD da de 2017 se caracteriza por la tristeza y la pesadumbre. "Nunca antes Venezuela había tenido un final de año tan triste y doloroso, y un comienzo de otro tan difícil y peligroso", empieza el comunicado, para luego relatar la situación económica nacional, con "un 82% de familias por debajo de la línea de pobreza" y "la tasa de homicidios más alta del mundo".

   La previsión de 2018 que da la coalición tampoco es esperanzadora. "2018 va a ser el año más duro y difícil que hayan enfrentado los venezolanos", sostiene. A continuación señala un aumento de la crisis económica, un "reforzamiento de una nueva estrategia represiva" y un "aumento de la conflictividad social".

   El comunicado finaliza con la MUD comprometiéndose a "resolver las necesidades de las familias que sufren por esta terrible crisis humanitaria", reforzar su unidad y explorar vías de negociación con respaldo internacional "que conduzcan a la superación constitucional del régimen".

   Durante todo el año 2017 Venezuela ha experimentado una crisis política con un importante punto de inflexión cuando en marzo el poder judicial tomo posesión de competencias del legislativo. La crisis continúa a día de hoy, quedando registrados más de un centenar de muertos durante unas manifestaciones especialmente intensas desarrolladas durante los meses de abril y mayo.