Publicado 25/06/2024 11:50

Mueren 14 personas, entre ellas una hermana del líder del brazo político de Hamás, en un bombardeo de Israel en Gaza

Fotografía de archivo del campamento de refugiados de Shati, en la ciudad de Gaza, en el norte de la Franja, tras una serie de bombardeos del Ejército de Israel (archivo)
Fotografía de archivo del campamento de refugiados de Shati, en la ciudad de Gaza, en el norte de la Franja, tras una serie de bombardeos del Ejército de Israel (archivo) - Europa Press/Contacto/Hadi Daoud

Israel confirma el ataque y dice que el edificio en el campamento de refugiados de Shati "era usado por terroristas" de Hamás

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de catorce personas, entre ellas una de las hermanas del líder del brazo político del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), Ismail Haniye, han muerto este martes en un bombardeo ejecutado por el Ejército de Israel contra el campamento de refugiados de Shati, situado en la ciudad de Gaza, en el norte de la Franja.

Según las informaciones recogidas por el diario palestino 'Filastin', vinculado al grupo islamista, al menos catorce personas han muerto en el bombardeo, entre ellas una hermana de Haniye y varios de sus familiares. Haniye no se ha pronunciado por ahora sobre las informaciones, cerca de dos meses después de que Israel matara a tres de sus hijos y a cuatro de sus nietos en otro bombardeo en Gaza.

Las autoridades israelíes imputaron además por "incitación al terrorismo" en abril a otra de las hermanas de Haniye --detenida días antes-- por dos mensajes enviados a través de su cuenta en WhatsApp "ensalzando o apoyando" los ataques perpetrados el 7 de octubre por Hamás y otras facciones palestinas contra territorio israelí.

Asimismo, al menos doce personas, incluidos varios niños, han muerto en un segundo bombardeo contra una escuela usada como refugio para desplazados forzosos por los ataques de Israel en el centro de Gaza, en medio de la ofensiva lanzada por el Ejército israelí contra el enclave hace más de ocho meses, después de los citados ataques del 7 de octubre.

Tras ello, Hamás ha condenado "las masacres" por parte del "enemigo fascista sionista" contra el pueblo palestino, "incluido el bombardeo de la casa de la familia Haniye en Shati, en el que han muerto diez personas, incluida la hermana del jefe de Hamás Ismail Haniye" y otros ataques en las últimas horas en el campamento de refugiados y otros puntos de la Franja que han dejado "decenas de mártires, la mayoría de ellos niños y mujeres".

El grupo ha dicho que entre los objetivos bombardeados figura una escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) en Shati y ha argumentado que estos ataques "suponen una afirmación de que el Gobierno fascista sionista sigue desafiando todas las leyes internacionales y las normas y valores humanos con ataques deliberados contra civiles inocentes".

"Hacemos responsable a la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, de la continuación de la guerra de exterminio contra nuestro pueblo palestino en la Franja de Gaza al seguir dando al Gobierno sionista y su Ejército criminal la cobertura política y militar y el tiempo necesario para completar la misión de destrucción y exterminio", ha señalado.

Por ello, ha pedido a los musulmanes y "a los pueblos libres del mundo" que sigan "presionando" para lograr el fin de la ofensiva y ha solicitado a la comunidad internacional y a Naciones Unidas que "asuma sus responsabilidades ante estos horribles crímenes y adopte medidas urgentes para proteger a los civiles inocentes y hacer que los líderes de la ocupación terrorista rindan cuentas por sus crímenes".

Por su parte, el Ejército de Israel ha reconocido su responsabilidad en el bombardeo en Shati y ha dicho que ha atacado un edificio en el campamento y otro en la zona de Darj Tupá, también en el norte de Gaza, que "eran usados por terroristas de la organización terrorista Hamás". "Los terroristas operaban desde las instalaciones de una escuela que la organización usaba como escudo para sus actividades terroristas", ha argumentado.

"Los terroristas estaban implicados en planificar muchos planes terroristas contra Israel y algunos participaron en la retención de rehenes y participaron en la masacre del 7 de octubre", ha manifestado en un comunicado en su página web, en el que ha dicho que llevó a cabo "inspecciones desde el aire" y usó "armamento preciso" para "reducir los daños a los no implicados".

"La organización terrorista Hamás viola de forma habitual el Derecho Internacional y usa de forma sistemática los edificios civiles y a la población civil como escudos humanos para sus acciones terroristas contra el Estado de Israel", ha zanjado el Ejército de Israel, que sin embargo no se ha pronunciado sobre las identidades de los muertos en el bombardeo ni ha confirmado si la hermana del líder del brazo político del grupo islamista palestino figura entre ellos.

Contador