Publicado 05/12/2019 17:21CET

Mueren 29 personas en un enfrentamiento entre dos clanes en Sudán del Sur por la propiedad de una isla en el Nilo

YUBA, 5 Dic. (DPA/EP) -

Al menos 29 personas han muerto y otras 20 han resultado heridas este jueves en Sudán del Sur en un enfrentamiento entre dos clanes rivales en torno a la propiedad de una isla en el río Nilo, según ha confirmado el coordinador del área.

El coordinador, Joseph Deng Mawaat, ha indicado que los clanes residen en Lagos Orientales y Jonglei, en el centro del país, y reclaman la propiedad de la isla, considera estratégica para el atraque de embarcaciones en el río.

Varios estados del centro y el norte de Sudán del Sur han sido escenario de decenas de incidentes de este tipo en lo que va de año, sucesos que se han saldado con centenares de muertos, según balances oficiales.

Estos enfrentamientos suelen estar motivados por los intentos de robo de ganado y las disputas entre pastores y agricultores en las zonas más fértiles del país, especialmente a causa del aumento de la desertificación y el desplazamiento de poblaciones.

Naciones Unidas ha enviado esta misma semana a un contingente de 'cascos azules' a la zona del estado de Lagos Occidentales sacudida por unos enfrentamientos intercomunitarios que dejaron 80 muertos a finales de la semana pasada.

Los combates estallaron el 27 de noviembre entre miembros de las comunidades gak y manuer --ambos integrantes de la comunidad pakam--, según han confirmado las autoridades locales.

El ministro de Información del estado, Benjamin Laat, afirmó el lunes que los enfrentamientos se desencadenaron después de que los manuer acusaran a los gak de asesinar a un empresario de su comunidad.

En respuesta, la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) ha afirmado que 75 'cascos azules' han sido "desplegados temporalmente" en Maper para evitar un recrudecimiento de la violencia.

La UNMISS destacó en su comunicado que, "si bien la violencia política se ha reducido en gran medida en Sudán del Sur desde la firma del acuerdo de paz en septiembre de 2018, los enfrentamientos intercomunitarios siguen provocando la muerte y heridas a los civiles, robo de ganado y saqueo de propiedades".

EVACUACIONES DEL CICR

Durante la jornada de este mismo jueves, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha evacuado a 29 heridos de bala a la capital, Yuba, para que reciban tratamiento médico.

"La violencia intercomunitaria sigue teniendo consecuencias devastadoras en Sudán del Sur", ha dicho James Reynolds, jefe de la delegación del CICR en el país.

"A menudos vemos un aumento del número de víctimas atendidas en instalaciones que apoyamos durante la temporada seca, pero nos preocupa este repentino repunte de la violencia", ha agregado.

En este sentido, ha recalcado que "la vida y la dignidad de la gente debe ser siempre respetada, independientemente de las razones que estén detrás de los combates".

El CICR ha destacado que durante los últimos días han sido saqueadas cientos de viviendas durante los últimos días en el marco de los enfrentamientos, lo que ha dejado a las familias sin recursos y les ha forzado a huir por temor a nuevos episodios de violencia.