Publicado 04/11/2020 14:47CET

Mueren 50 personas, incluidos diez niños, tras hundirse una embarcación con desplazados por la violencia en Mozambique

El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi
El presidente de Mozambique, Filipe Nyusi - ISRAEL ZEFANIAS / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 50 personas, incluidos diez niños, murieron el domingo a causa del hundimiento de una embarcación en la que viajaban decenas de desplazados que huían de los últimos ataques ejecutados por el grupo yihadista Estado Islámico en el norte de Mozambique.

Según las informaciones recogidas este miércoles por el portal de noticias Carta de Mozambique, el suceso tuvo lugar entre la isla de Makalowe y la aldea de Pangane, en el distrito de Macomia, uno de los más afectados por el repunte de la violencia en los últimos meses.

Fuentes citadas por este medio han indicado que los desplazados, que huyeron de Mocimboa da Praia, subieron a un barco de vela en la aldea de Namandingo, en el distrito de Palma, en un intento por llegar a la ciudad de Pemba, capital de la provincia de Cabo Delgado.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), entre el 16 y el 29 de octubre llegaron a Pemba al menos 218 embarcaciones con unas 11.280 personas, casi la mitad de ellas niños, entre los que había 25 menores no acompañados. Más de 3.500 mujeres, al menos 19 de ellas embarazadas, más de 100 ancianos y unas 180 personas necesitadas de atención médica inmediata, así como diez discapacitados, figuran entre los recién llegados.

Entre las últimas matanzas registradas en Cabo Delgado figura la decapitación de alrededor de 30 personas, incluidos 15 niños, a manos de los yihadistas en Muidumbe. Los yihadistas ejecutaron el ataque contra la localidad cuando un grupo de funcionarios y miembros de las fuerzas de seguridad se preparaban para volver al mismo. Estado Islámico en África Central (ISCA) reivindicó durante el fin de semana la toma de Muidumbe, información que no ha podido ser contrastada de forma independiente.

La provincia de Cabo Delgado es escenario desde octubre de 2017 de ataques por parte de un grupo islamista al que popularmente se conoce como Al Shabaab pero que no estaría vinculado con el grupo del mismo nombre que opera en Somalia y está ligado a Al Qaeda.

Además, Estado Islámico anunció en 2019 la creación de ISCA, un grupo que ha reclamado una serie de ataques en la zona y que ha estado especialmente activo durante este año. Los ataques han dejado cientos de muertos y miles de desplazados.

Contador