Publicado 10/03/2021 10:45CET

Mueren cerca de 30 personas en un ataque contra una iglesia en Etiopía

Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía
Archivo - Abiy Ahmed, primer ministro de Etiopía - MISTRULLI/FOTOGRAMMA/ROPI / ZUMA PRESS / CONTACTOP

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 30 personas murieron la semana pasada en un ataque ejecutado contra una iglesia en la localidad de Debos Kebele, situada en la región de Oromía, según ha informado este miércoles el diario 'Addis Standard', que cita a residentes del lugar.

Uno de los residentes de la localidad ha indicado que los atacantes, supuestamente miembros del Ejército de Liberación Oromo (OLA), irrumpieron en la iglesia durante las celebraciones por el inicio de dos meses de ayuno por parte de miembros de una rama ortodoxa.

Así, estas fuentes han indicado que entre las víctimas figuran 21 mujeres que fueron raptadas y ejecutadas en un bosque cercano. Este residente, identificado como Hussein, ha manifestado que fue parte de la partida que acudió a la zona para recuperar los cadáveres.

Testigos citados por el medio han detallado que en total murieron 29 personas, incluido el líder de la iglesia y 28 personas ejecutadas en el bosque de Gerji. Familiares han resaltado que las fuerzas de seguridad habían abandonado el lugar para lanzar una operación en la zona contra el OLA.

El ataque ha provocado además la huida de parte de la población por temor a nuevos ataques, dado que los rebeldes continúan en los alrededores. Por el momento ni las autoridades regionales ni el Gobierno central se han pronunciado sobre lo sucedido.

Durante la jornada lunes murieron ocho personas en un ataque ejecutado el lunes por el OLA, el ala militar del Frente de Liberación Oromo (OLF), en la localidad de Amaro, en Oromía, durante una reunión para abordar la reconciliación, según ha recogido el portal etíope de noticias Borkena.

Sin embargo, una facción del OLF encabezada por su vicepresidente, Ararso Bikila, ha rechazado el anuncio y ha dicho que participará en las elecciones. "Gran parte del problema es interno, no externo", dijo un portavoz de esta facción en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC.

El propio OLF anunció el lunes su decisión de no participar en las próximas elecciones legislativas en Etiopía, sumándose así al boicot anunciado la semana pasada el Congreso Federalista Oromo (OFC), en medio de las tensiones políticas en el país africano.

El líder del OLF --una organización considerada como terrorista hasta 2018--, Dawud Isa, regresó en septiembre de 2018 de su exilio junto a varios dirigentes más en el marco del proceso de reconciliación abierto tras la llegada al poder de Abiy Ahmed en abril de ese año.

El OLF estuvo luchando durante décadas por la secesión de la región de Oromía, pero el pasado agosto anunció que renunciaba a la lucha armada, aceptando la oferta de amnistía del primer ministro. Los oromos son la etnia mayoritaria en Etiopía pero tradicionalmente habían estado marginados del poder.

Esta situación provocó violentas protestas en los años previos a 2018 que dejaron cientos de muertos y que en último término fueron uno de los motivos de la dimisión de Hailemariam Desalegn en febrero de 2018. Abiy es el primer jefe de Gobierno oromo que tiene el país.