Publicado 16/11/2021 13:33CET

Mueren tres personas a causa de dos atentados suicida cerca de la sede del Parlamento de Uganda en Kampala

Policías de Uganda tras una explosión en la capital, Kampala
Policías de Uganda tras una explosión en la capital, Kampala - NICHOLAS KAJOBA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

La Policía apunta como responsables a grupos vinculados con las ADF, que juraron lealtad a Estado Islámico

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas han muerto y más de 30 han resultado heridas este martes a causa de dos explosiones registradas cerca de la sede del Parlamento en la capital de Uganda, Kampala, según ha confirmado el portavoz de la Policía del país africano, Fred Enanga.

La primera de las explosiones ha tenido lugar en a pocos metros de la entrada principal del Parlamento, mientras que la segunda ha tenido lugar cerca de la sede central de la Policía en Kampala. Las fuerzas de seguridad y los equipos de rescate se han desplazado al lugar para evacuar a las víctimas.

Enanga ha indicado que un terrorista se ha inmolado en los alrededores de la sede de la Policía, matando a dos personas e hiriendo a otras 17, mientras que otros dos se han inmolado cerca del Parlamento, matando a una tercera persona.

Asimismo, ha recalcado que un cuarto terrorista suicida ha sido arrestado en el suburbio de Bwaise tras resultar herido por disparos efectivos realizados por los policías durante la persecución, tal y como ha recogido el diario ugandés 'Daily Monitor'.

"Nuestras informaciones de Inteligencia apuntan a grupos terroristas domésticos vinculados a las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF)", ha dicho Enanga, quien ha agregado que las autoridades "intentarán evitar otros ataques mortales durante los próximos días", para lo que ha pedido a la población "estar vigilante" ante la "amenaza", según la cadena de televisión NTV.

"La amenaza es contra la vida de todos los ugandeses por parte de un enemigo que todos conocemos. Trabajemos juntos para combatir esta amenaza", ha subrayado. "Demuestra claramente que grupos radicalizados vinculados a las ADF tienen el deseo de llevar a cabo ataques letales contra objetivos blandos", ha detallado.

En este sentido, ha reconocido que "este tipo de amenazas siguen siendo significativas porque los explosivos de fabricación artesanal y los chalecos bomba pueden ser ensamblados fácilmente con materiales que se encuentran en una casa y en mercados locales, tiendas y supermercados".

Por su parte, la vicepresidenta del Parlamento, Anita Among, ha suspendido las sesiones y ha pedido a los legisladores que permanezcan en sus viviendas, tal y como ha recogido el diario 'Daily Monitor'. "El Parlamento ha sido cerrado y se pide a los parlamentarios que no vengan", ha subrayado.

Estado Islámico en África Central (ISCA) reclamó en octubre su primer atentado en Uganda y desde entonces ha asegurado estar detrás de varios ataques más. Las autoridades achacan estos sucesos a las ADF, un grupo ugandés creado en la década de los noventa que juró lealtad en 2019 a Estado Islámico.

Musa Baluku, líder de las ADF tras la detención en 2015 en Tanzania del hasta entonces líder del grupo, Jamil Mukulu, aseguró en septiembre de 2020 que "las ADF dejaron de existir hace mucho". "En estos momentos somos una provincia, ISCA, que es una de las numerosas provincias que componen Estado Islámico", agregó.

El grupo, especialmente activo en el este de RDC y acusado de la matanza de cientos de civiles en esta zona del país vecino, podría estar intentando volver a operar en Uganda, de donde se retiró en 2003 tras una serie de operaciones militares que mermaron drásticamente su capacidad para llevar ataques en el país.

Contador