Publicado 27/11/2020 12:45CET

Mueren tres personas tras explotar un coche bomba en una localidad de Siria controlada por rebeldes apoyados por Turquía

Un rebelde en un vehículo blindado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria
Un rebelde en un vehículo blindado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria - Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas han muerto y otras cinco han resultado heridas este viernes a causa de la explosión de un coche bomba en un puesto de control de un grupo rebelde apoyado por Turquía en el norte de Siria, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha detallado que el atentado ha sido ejecutado en un puesto de control de la milicia Ahrar al Sharqiya cerca de la localidad de Mabruka, situada en los alrededores de Ras al Ain, en la provincia de Hasaka.

Yusef Hamud, portavoz del Ejército Nacional Sirio, respaldado por Turquía, ha indicado que el coche fue identificado antes de que estallara. "Cuando nuestras fuerzas intentaron desactivarlo, explotó y causó víctimas", ha dicho, en declaraciones concedidas a la agencia alemana de noticias DPA.

El suceso ha tenido lugar tres días después de dos ataques con bomba ejecutados en localidades controladas por el Ejército de Turquía y los grupos rebeldes a los que apoya, incidentes que dejaron al menos siete muertos y más de 30 heridos.

El primer atentado fue ejecutado con coche bomba en la localidad de Al Bab y se saldó con cinco muertos y cerca de 20 heridos, según datos del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Posteriormente, dos personas murieron y 15 resultaron heridas por la explosión de una bomba en Afrin.

Las localidades de Al Bab y Afrin se encuentran controladas por rebeldes apoyados por Turquía y militares turcos a raíz de una serie de ofensivas de Ankara contra las Unidades de Protección Popular (YPG) --principal integrante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)-- en las zonas fronterizas con Siria.

Por el momento, ningún grupo ha reclamado la autoría de los ataques, si bien las YPG han ejecutado varios atentados contra rebeldes y militares turcos en la zona.

Los ataques del martes fueron además perpetrados un día después de la muerte de alrededor de una decena de rebeldes sirios en enfrentamientos con las FDS en el norte de Siria, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que detalló que los combates tuvieron lugar en la aldea de Mualaq, situada en el norte de la provincia de Raqqa.

Turquía ha llevado a cabo varias operaciones contra las YPG en el norte y el noreste del país debido a sus lazos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Las YPG son a su vez la columna vertebral de las FDS, aliadas de la coalición internacional liderada por Estados Unidos y claves en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico en Siria.