Publicado 23/03/2020 18:59CET

Mueren tres soldados en un atentado con coche bomba ejecutado por los talibán en el oeste de Afganistán

Afganistán.- Mueren tres soldados en un atentado con coche bomba ejecutado por l
Afganistán.- Mueren tres soldados en un atentado con coche bomba ejecutado por l - Ivan Flores - Archivo

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres soldados afganos murieron y otros cuatro resultaron heridos a causa de un atentado con coche bomba ejecutado por los talibán a última hora del domingo en la provincia de Badghis (oeste).

El Ministerio de Defensa ha detallado que un terrorista suicida hizo explotar el coche bomba cerca de un puesto de control militar en la localidad de Bala Murghab.

Un comandante del Ejército ha cifrado en tres los fallecidos, mientras que el Ministerio ha señalado que cuatro talibán murieron en la explosión, tal y como ha recogido la cadena de televisión afgana Tolo TV.

El atentado fue perpetrado el mismo día en el que representantes del Gobierno afgano y de los talibán mantuvieron su primera reunión técnica por videoconferencia para allanar el camino hacia unas negociaciones de paz para poner fin al conflicto armado en el que se encuentra sumido el país desde 2001.

"Hoy Estados Unidos y Qatar han facilitado las primeras conversaciones técnicas entre el Gobierno afgano y los talibán sobre la liberación de prisioneros a través de una videoconferencia de Skype", confirmó el enviado de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Khalilzad.

Así, destacó que la "liberación de prisioneros por ambas partes es un paso importante para el proceso de paz conforme al acuerdo entre Estados Unidos y los talibán y es crítico por motivos humanitarios".

El Gobierno de Afganistán ordenó el jueves a sus fuerzas reiniciar las operaciones contra los talibán argumentando que los insurgentes mantienen sus ataques a pesar del histórico acuerdo del 29 de febrero con Estados Unidos y de los intentos por lanzar un proceso de conversaciones directas.

Las fuerzas afganas detuvieron sus operaciones el 21 de febrero, fecha en la que arrancó un periodo de siete días de "reducción de la violencia" de cara a la firma del citado acuerdo, si bien tras la misma los talibán anunciaron el reinicio de sus ataques, excluyendo a las tropas internacionales.

Por ello, el ministro de Defensa, Asadulá Jalid, pidió a las fuerzas de seguridad que mantengan una postura defensiva "activa" y que lleven a cabo operaciones contra insurgentes que estén planificando ataques.