Publicado 28/11/2021 05:06CET

Mueren varios soldados sudaneses en un ataque lanzado por fuerzas etíopes en una zona fronteriza, según el Ejército

Archivo - Un soldado en Etiopía
Archivo - Un soldado en Etiopía - SERGI REBOREDO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Sudán ha informado este domingo de que varios efectivos desplazados en el área fronteriza de Al Fasha al Sagra han fallecido tras recibir un ataque de las fuerzas etíopes.

Algunos medios sudaneses, como 'Sudán Tribune', incluso hablan de más de 20 fallecidos y cerca de 30 heridos, sin embargo el Ejército no se ha pronunciado al respecto, aunque sí ha apuntado que "las Fuerzas Armadas (de Sudán) han contado con varios mártires".

Las mismas fuentes consultadas por el diario detallan que por parte del Ejército etíope --que ha recibido el apoyo de las fuerzas de Eritrea-- también se han registrado bajas.

"Nuestras fuerzas que trabajan para asegurar la cosecha en Al Fasha al Sagra (...) fueron atacadas por grupos del Ejército y milicias etíopes con el objetivo de intimidar a los agricultores y sabotear la temporada de cosecha", han denunciado las fuerzas sudanesas, según recoge Sudan Ajbar.

Con este enfrentamiento se reavivan las tensiones entre Adís Abeba y Jartum por la soberanía sobre la mencionada área fronteriza que ambos reclaman y consideran que está dentro de sus límites territoriales reconocidos a nivel internacional.

Ya en febrero el Gobierno etíope criticó el "comportamiento provocador" de Sudán y advirtió de que un conflicto "sólo causará daños colaterales colosales y pondrá en peligro el bienestar" de ambos países.

Adís Abeba resaltó que "ambos gobiernos tienen suficientes mecanismos para hacer frente a cualquier afirmación, respuesta o reclamación fronteriza", antes de denunciar que el Ejército sudanés había "violado los principios básicos del Derecho Internacional y el acuerdo pacífico de disputas tras invadir sin ceremonias Etiopía en noviembre de 23020".

Los gobiernos de ambos países empezaron a finales de 2020 los trabajos sobre la demarcación de su frontera tras los últimos incidentes, que giran en torno a la presencia de agricultores etíopes en territorio sudanés, un hecho que fue tolerado de forma tácita por el expresidente Omar Hasán al Bashir.

Las autoridades sudanesas surgidas del acuerdo tras el golpe de Estado que derrocó en abril de 2019 a Al Bashir ya mantenían una postura diferente y reclamaban la salida de la zona de estos agricultores, lo que ha provocó hace ya meses un incremento de las tensiones con las autoridades etíopes.