La muerte del militar venezolano detona en la paralización del diálogo entre el Gobierno de Maduro y la oposición

Publicado 01/07/2019 21:09:01CET
Nicolas Maduro, durante su visita a la base militar de Turiamo
Nicolas Maduro, durante su visita a la base militar de TuriamoREUTERS / HANDOUT .

   CARACAS, 1 Jul. (Notimérica) -

   La muerte del militar venezolano Rafael Acosta Arévalo, en cuyo cuerpo se han hallado signos de tortura, y quien detenido el pasado 21 de junio, ha encrudecido las tensiones entre el Gobierno y la oposición.

   Mientras el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha ordenado una investigación interna sobre la muerte de Acosta y está evitando asumir la responsabilidad, se ha paralizado el diálogo entre ambas fuerzas enfrentadas.

   La consecuencia directa de esta tragedia, que ha alcanzado una envergadura internacional, es el aplazamiento de un encuentro entre la Asamblea Nacional y el Gobierno, que iba a tener lugar esta semana, según ha informado 'El País'.

   Este iba a enmarcarse en el hilo de las conversaciones que tuvieron lugar el pasado mes de mayo en Oslo (Noruega), las cuales conclueron sin acuerdo. Sin embargo, en esta ocasión, el diálogo iba a retomarse en la isla caribeña de Barbados.

   La comunidad internacional ha expresado su "preocupación" por la muerte de Acosta y pide una investigación, lo mismo que ha indicado estas misma tarde la Alta Comisionada por los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachellet, quien se ha mostado "conmocionada" por la "presunta tortura".

   En esta línea, el autoproclamado presidente "encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, apoya esta solicitud y se suma a la del diputado Fernando Albán, que en octubre se precipitó por una ventana de una de las sedes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), en lo que la oposición denuncia como un asesinato y el Gobierno tacha de suicidio.

   "Dictadura asesina, criminal y torturadora: esto no se quedará así. Hombres y mujeres de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), saben lo que tienen que hacer para salvar a la patria y a la institución militar: expulsar a los invasores cubanos y defender la Constitución", ha publicado Guaidó a través de su cuenta en la red social Twitter.

   Por su parte, Maduro ha ordenado una investigación interna e incide en que el capitán estaba acusado de "graves actos de terrorismo, sedición y magnicidio en grado de frustración".

   Por el momento, dos agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) han sido detenidos este lunes por su presunta relación con la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta, según ha informado el abogado del fallecido, Alonso Medina.

   DETENCIÓN

   Rafael Acosta fue detenido el pasado 21 de junio cuando iba a una reunión. El fiscal general, Tarek Saab, y el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, acusaron esta semana a Acosta de formar parte de un grupo de militares y policías activos y retirados que habían estado involucrados en una intento de levantamiento militar contra Maduro.

   La abogada venezolana defensora de los Derechos Humanos y directora ejecutiva de Casla Institute, Tamara Suju, ha manifestado que el capitán llegó al juzgado con evidentes signos de tortura.

   "No hablaba, sólo pedía ayuda a su abogado. No entendía ni escuchaba bien", ha indicado Suju a través de Twitter. Además, la activista ha aclarado que el capitán fue capturado por funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Para leer más