Publicado 12/04/2021 15:01CET

Una mujer irrumpe en el Parlamento de Uganda para denunciar la muerte de su hijo durante una protesta antigubernamental

Archivo - El presidente de Uganda, Yoweri Museveni
Archivo - El presidente de Uganda, Yoweri Museveni - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

El niño, de 15 años, fue tiroteado por la Policía en noviembre de 2020 en Kampala

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una mujer ha irrumpido este lunes en la sede del Parlamento de Uganda para exigir reunirse con la presidenta del organismo, Rebecca Kadaga, por la muerte de su hijo de 15 años durante la represión de las protestas que estallaron en noviembre de 2020 en la capital, Kampala, por la detención del líder opositor, Robert Kyagulanyi.

La mujer, Hajara Nakitto, ha señalado que su hijo, Amos Ssegawa, es uno de los más de 50 muertos en la represión de las manifestaciones y ha denunciado que la Policía no ha respondido a sus demandas ni ha dado solución a su situación.

Nakitto ha entrado en las instalaciones junto a su hija de doce años portando unos carteles en los que se podía leer 'Necesitamos justicia. La Policía le mató. Descansa en paz, Ssegawa Amos', tal y como ha recogido el diario ugandés 'Daily Monitor'.

Así, ha relatado que su hijo murió tras ser tiroteado mientras ambos iban a casa. "No he recibido justicia porque la Policía no me ha ayudado. He gastado todo lo que tenía para intentar obtener justicia. Me sentaré en el Parlamento hasta que vea a la presidenta", ha manifestado.

El adolescente fue alcanzado por un disparo en la cara y murió poco después en un hospital de Kampala. La familia ha presentado una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de Uganda pero Nakitto ha incidido en que las autoridades no han dado respuesta a su situación no han hecho rendir cuentas a los responsables de la muerte de su hijo.

La detención de Kyagulanyi, popularmente conocido como Bobi Wine durante un acto de campaña desencadenó unas protestas a gran escala que fueron respondida por una firme represión por prate de las fuerzas de seguridad. El opositor ha denunciado fraude en las elecciones celebradas posteriormente, en las que el mandatario, Yoweri Museveni, obtuvo un sexto mandato.

La crisis política en Uganda se ha ahondado a causa de las denuncias de fraude electoral por parte de Bobi Wine, que se presentaba como el principal rival de Museveni, quien lleva al frente del país desde 1986 y quien concurrió a las urnas tras una serie de modificaciones constitucionales.