Publicado 15/07/2015 18:09:12 +02:00CET

Mujica denuncia campaña de la derecha en Brasil para criminalizar al PT

   MONTEVIDEO, 15 Jul. (Notimérica) -

   El ex presidente uruguayo, José Mujica, ha denunciado la existencia en Brasil de una "dura" y "frenética" campaña de la extrema derecha para "criminalizar" al Partido de los Trabajadores, y en especial, al ex presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, y a la actual mandataria, Dilma Rousseff.

   Precisamente, Lula da Silva se reunió este martes con varios ministros y con la presidenta Dilma Rousseff en el Palacio de la Alvorada, para evaluar los efectos de las últimas fases de la Operación Lava Jato, como la investigación al ex presidente Fernando Collor de Melo, y les advirtió de que las cosas van a empeorar para el Gobierno.

   En declaraciones al programa 'Hablando al Sur', de M24, Mujica dijo que la derecha brasileña "ha levantado todos los recursos", dando "una lección del poderío que tiene", y desarrolla, desde hace más dos años, una campaña de criminalización contra el PT, para la cual usa "toda la artillería posible".

   Al respecto denunció que para ello, tiene "como punta de lanza" los medios de comunicación que están a su servicio.

   Mujica, quien consideró que la labor desarrollada por los gobiernos del PT, sacando a 40 millones de ciudadanos de la penuria y a muchos millones de la indigencia, es "la mayor hazaña económica de América Latina", indicó que el Brasil "reaccionario, que piensa para sí" no puede conciliar con un partido de los trabajadores ni aceptar el liderazgo de hombres y mujeres "que no son de su entraña".

   Para el ex mandatario uruguayo, las personas a las que ataca la derecha brasileña representan "a las inmensas mayorías de ese país fenomenal y fenomenalmente cruel, porque ha mantenido unas diferencias internas apabullantes" que el Gobierno del PT "ha logrado mitigar", ya que aún queda mucho por hacer porque Brasil "es un país terriblemente injusto".

   Tras indicar que "una cosa es entrometerse y otra es aceptar los hechos con resignación", Mujica dijo que "nuestro corazón está con aquellos que dentro de Brasil luchan por la equidad, por el desarrollo y por compartir la riqueza con los sectores más desheredados, por hacer crecer la justicia social y aumentar la hermandad de los pueblos latinoamericanos".

   "Lo otro es una lección imperial que ya conocemos y naturalmente no podemos ser neutrales", concluyó el ex mandatario uruguayo.

   EVITAR EL REGRESO DE LULA.

   En relación a este tema, el presidente nacional del Partido de los Trabajadores, Rui Falcão, defendió este martes que el regreso del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a la presidencia de Brasil representaría la continuación de un proyecto que necesita avanzar.

   En un acto en defensa de la democracia, celebrado en Sao Paulo, Falcão afirmó que "el problema es evitar el regreso de Lula en 2018" ya que la vuelta del ex mandatario --dijo-- "no es una cuestión del mesianismo o de salvación nacional. Es la continuación de un proyecto que necesita seguir adelante", insistió.

   El presidente nacional del Partido de los Trabajadores también señaló que quienes pueden garantizar el mandato popular de la presidenta Dilma Rousseff "es el pueblo brasileño", no sólo la izquierda, "que es el núcleo" de este movimiento, sino también "todas aquellas fuerzas que tienen un interés en la defensa de la democracia" que aún es "imperfecta", advirtió.