Publicado 04/11/2020 16:20CET

Multinacionales europeas denuncian la falta de implementación de la estrategia industrial de la UE

Robot en una fábrica. Industria 4.0
Robot en una fábrica. Industria 4.0 - MICROSOFT - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La gran industria del Viejo Continente, agrupada en torno a la Mesa Redonda Industrial (ERT por sus siglas en inglés), el foro que reúne a más de cincuenta representantes de grandes empresas industriales y tecnológicas europeas y del que forman parte los principales ejecutivos de Iberdrola, Telefónica, Ferrovial e Inditex, ha criticado la ausencia de progresos en la implementación de la estrategia industrial de la Unión Europea y ha planteado una serie de indicadores para evaluar el proceso.

De este modo, recuerdan que en la estrategia lanzada por la Comisión Europea el pasado mes de marzo se establecieron prioridades para impulsar la competitividad industrial de la UE durante la próxima década, mientras que la presidenta Von der Leyen anunció en septiembre que se llevará a cabo una actualización de dicha estrategia para incluir los rápidos cambios en los últimos meses.

En este sentido, la ERT acoge con satisfacción que la visión actualizada de la UE del futuro industrial del bloque vaya a tener en cuenta el impacto de la crisis de la Covid-19, pero subraya la necesidad que un seguimiento urgente y significativo de la estrategia para garantizar un impacto real y advierte de que cualquier actualización de la misma debe incluir un conjunto de indicadores cuantificables, que permitan a la Comisión evaluar y publicar los progresos, así como comparar el desempeño de la UE con otras regiones del mundo, permitiendo corregir el rumbo cuando sea necesario.

"Los últimos 15 años han sido testigos de numerosos comienzos en falso en las estrategias industriales de la UE, por lo que este tiempo realmente debe contar", ha señalado Martin Brudermüller, presidente del comité de Competitividad e Innovación de ERT y consejero delegado de BASF, para quien "revisar la estrategia nuevamente después de tan poco tiempo, sin poner claramente el foco en la implementación, sería una oportunidad perdida para impulsar la industria cuando más se necesita".

"La brecha en las prioridades se está ampliando con un progreso muy rápido en el Acuerdo Verde y los planes para desarrollar una brújula digital en los próximos meses, pero poco o ningún movimiento en la implementación de la estrategia industrial. Eso tiene que cambiar", añade.

Así, el 'lobby' industrial europeo ha planteado la introducción de un mecanismo sobre la base de cinco indicadores de impacto (valor agregado bruto, empleo, salarios y retribuciones, inversión fija y exportaciones) y un total de 28 indicadores clave específicos distribuidos en cuatro categorías (Desempeño de salida, Procesos internos, Orientación a futuro y Relaciones globales) con objetivos complementarios para 2030.

"Es un momento crítico de transformación para la UE", ha afirmado Brudermüller, subrayando que "la voluntad y la visión políticas son partes vitales de la ecuación, pero es esencial utilizar pruebas más completas y basadas en datos para diseñar y aplicar las políticas adecuadas".

"Solo si incorporamos un sistema que se centre en resultados tangibles y señale si se está produciendo un progreso real, seremos realmente capaces de fortalecer la competitividad industrial de la UE de una manera considerable", ha apostillado.

Contador