Publicado 23/03/2021 13:26CET

Netanyahu deposita su voto en las legislativas de Israel e insta a votar: "Juntos dejaremos atrás el coronavirus"

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, y su mujer, Sara Netanyahu, acuden a votar.
El primer ministro, Benjamin Netanyahu, y su mujer, Sara Netanyahu, acuden a votar. - TPS

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha depositado este martes a primera hora su voto después de que los colegios electorales abrieran sus puertas en el marco de las elecciones legislativas en el país, las cuartas que se celebran en casi dos años.

En un intento por dar ejemplo en plena pandemia de coronavirus, decenas de políticos, candidatos, diputados y líderes de partidos han acudido a votar. Netanyahu, por su parte, ha presentado su papeleta junto a su mujer, Sara Netanyahu, en Katamon, Jerusalén.

"Para mí es especialmente excitante venir con mi mujer, que ha tenido una semana muy difícil. Gracias a todos los ciudadanos de Israel por sus buenos deseos", ha afirmado en relación con la apendicectomía a la que fue sometida hace poco su esposa.

El mandatario ha instado a la población a acudir a votar para "volver a sonreír", una clara referencia al eslogan de campaña del Likud, que alude a la pandemia de coronavirus. "Hemos tenido un año de sacrificio, de unidad, y juntos vamos a dejar atrás el coronavirus", ha recalcado, según informaciones del diario 'Haaretz'.

El líder de Yesh Atid, Yair Lapid, también ha acudido a votar y ha instado a sus seguidores a aunar fuerzas para "lograr el cambio". "Para un gran cambio necesitas un gran partido", ha dicho antes de matizar que las elecciones suponen "la hora de la verdad" para Israel.

"Al final solo hay dos opciones: un partido fuerte como Yesh Atid o un gobierno peligroso, racista y homófobo que coge el dinero de la clase trabajadora y se lo da aquellos que no trabajan", ha manifestado.

Así, ha matizado que su formación tiene la posibilidad de "restaurar la cordura en Israel" y crear un "gobierno que luche contra la corrupción y rechace la coerción religiosa", según informaciones del diario 'The Jerusalem Post'.

El presidente israelí, Reuven Rivlin, también ha acudido a votar esta mañana. Poco después, ha expresado ante la prensa su preocupación y ha trasladado la importancia de acudir a votar: "Os lo ruego, salid y votad".

Rivlin ha especificado que se trata de la "última vez que vota como presidente" y ha recordado que si preocupación se basa en que es un "ciudadano más". "Por el bienestar de vuestros hijos, nietos y todos nosotros. Votad", ha dicho.

VOTO DE OTROS LÍDERES POLÍTICOS

Hasta sus colegios electorales se han desplazado también los principales rivales de Netanyahu en el espectro derechista, Naftali Bennett, de Yamina, y Gideon Saar, de (Nueva Esperanza), según ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

"Pido a todo el mundo que salga y vaya a votar para lograr un cambio de Gobierno", ha dicho Bennett a la prensa a la salida de su vivienda para acudir a votar en Raanana.

Saar ha votado junto a su esposa en el norte de Tel Aviv, en lo que ha descrito como "un día emocionante". "Tres meses y medio después de formar Nueva Esperanza, es la primera vez que hace frente a la prueba electoral del pueblo israelí. Tenemos un camino claro y mucha esperanza por el futuro", ha señalado.

Por su parte, Nitzan Horowitz, del izquierdista Meretz, ha señalado tras depositar la papeleta en la urna que "'Bibi' está rezando porque Meretz obtenga malos resultados". También han acudido a votar Avigdor Lieberman, líder del derechista Yisrael Beitenu, y el actual ministro del Interior, Aryeh Deri, de Shas.

El director general del Comité Electoral Central, Orly Adas, ha manifestado durante la jornada que los resultados definitivos no serán publicados hasta el viernes y ha hecho hincapié en que el organismo "lleva a cabo procesos de control muy meticulosos".

"Comprobamos anomalías y datos estadísticos. Estas cosas llevan su tiempo", ha explicado, en declaraciones concedidas a 'Yedioth Ahronoth'. "Espero que por la mañana (del jueves) tendremos cerca del 70 por ciento de los votos de los colegios electorales", ha apuntado.

La Knesset está integrada por 120 escaños, por lo que cualquiera de los bloques tiene entre sus objetivos sumar al menos 61 para garantizar un Gobierno, algo que, según los sondeos, está nuevamente en duda en estas elecciones, lo que podría derivar en una quinta votación en los próximos meses.

Contador