Publicado 25/08/2021 08:00CET

Nicaragua.- Amnistía denuncia la "desaparición forzosa" en Nicaragua como táctica represora contra opositores

Archivo - Lesbia Alfaro Silva, madre de un estudiante detenido por las autoridades nicaragüenses
Archivo - Lesbia Alfaro Silva, madre de un estudiante detenido por las autoridades nicaragüenses - -/dpa - Archivo

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este miércoles la "desaparición forzosa" en Nicaragua como táctica represora de las autoridades contra opositores en un informe que analiza varios casos de detenidos y cuyo paradero se desconoce.

"En Nicaragua, la desaparición forzada de personas se suma a una serie de tácticas que las autoridades han implementado para silenciar cualquier crítica o voz opositora", ha afirmado la ONG en un comunicado.

El nuevo informe analiza los casos de 10 personas detenidas "por su activismo o por ejercer su derecho a la libertad de expresión" y que son "una muestra de un nuevo patrón de detenciones que van seguidas de desapariciones forzadas", que equivalen a "un crimen" para el Derecho Internacional.

"El Gobierno del presidente Daniel Ortega implementa una nueva estrategia para intentar a callar a quienes alzan la voz. Al desaparecer a opositores, activistas y periodistas, Ortega muestra el temor que le tiene a la crítica y a la denuncia", ha declarado la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas.

En este sentido, ha alertado que desde 2018 no han cesado informes sobre hostigamientos contra opositores por lo que ha exigido al Gobierno nicaragüense "que libere inmediatamente a todas las personas detenidas solo por ejercer sus derechos".

Para AI, desde el 28 de mayo, Nicaragua ha entrado en una "nueva fase de estrategia represiva" y, desde entonces, hasta el 2 de agosto, más de 30 personas han sido privadas de su libertad, a los que se suman a más de 100 personas que ya se encontraban en prisión "solo por ejercer sus Derechos Humanos".

"Mientras que se cumplen 90 días desde que iniciaron las detenciones más recientes, las autoridades se siguen negando a entregar información oficial sobre el paradero y las condiciones de detención", ha dicho Guevara Rosas.

"Las familias merecen tener la certeza de si sus seres queridos se encuentran con vida y el lugar en el que están recluidos. La angustia que viven es un castigo más de la política de represión del gobierno de Daniel Ortega", ha remachado.

Contador