Publicado 11/11/2021 01:15CET

Nicaragua.- EEUU promulga una ley para imponer sanciones al Gobierno de Ortega en Nicaragua

Archivo - Camisetas con la imagen de Daniel Ortega en Managua, Nicaragua
Archivo - Camisetas con la imagen de Daniel Ortega en Managua, Nicaragua - GETTY IMAGES/GETTY IMAGES - Archivo

HRW celebra la normativa mientras que Venezuela lo ve como una "agresión" que busca "torcer voluntades"

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha firmado este miércoles una ley que habilita la imposición de nuevas sanciones al régimen nicaragüense, liderado por el presidente, Daniel Ortega, que acaba de ser reelegido en unas cuestionadas elecciones.

En base a esta nueva normativa --denominada Ley de Refuerzo de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral, o Ley Renacer-- la Administración estadounidense propone ejercer más medidas de presión a Managua mediante "sanciones al Gobierno" o con la "restricción de préstamos bancarios", explica la Casa Blanca en un comunicado.

Así, Biden ha rubricado esta legislación para hacer efectivas una serie de medidas contra la nación centroamericana por, entre otros aspectos, sus recientes elecciones, las cuales fueron calificadas desde Washington como "una pantomima".

La norma apunta a "avanzar en la alineación estratégica de las herramientas diplomáticas de Estados Unidos hacia la realización de elecciones, libres, justas y transparentes en Nicaragua y reafirmar el compromiso de Estados Unidos de proteger las libertades fundamentales y los Derechos Humanos del pueblo nicaragüense".

El senador y presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, Bob Menéndez --quien además ha impulsado la Ley Renacer--, ha celebrado la promulgación de esta en un momento en que "la democracia de Nicaragua se derrumba".

"Orgullo de ver que Estados Unidos iguala las tácticas tiránicas de Ortega con acciones específicas y apoyo inquebrantable para aquellos que claman por la libertad y los derechos", ha apuntado en sus redes sociales.

Del mismo modo, el director de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco, ha empleado la misma vía para asegurar que estas son "malas noticias para Ortega" y "buenas noticias para Nicaragua".

"Biden acaba de firmar la Ley Renacer. Ahora Estados Unidos podrá incrementar sanciones contra Ortega, supervisar préstamos de instituciones financieras y revisar la participación de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA, por sus siglas en inglés)", ha señalado.

Sin embargo, desde Venezuela el ministro de Relaciones Exteriores, Félix Plasencia, ha condenado "firmemente" las "agresiones de Estados Unidos contra el hermano pueblo de Nicaragua", el cual ha defendido que ha dado "una demostración contundente de democracia en su reciente proceso electoral".

Además, ha aprovechado para reafirmar el "apoyo absoluto" de la Venezuela de Nicolás Maduro al Gobierno de Ortega. "América es para todos nuestros pueblos libres y soberanos. Basta ya de pretender torcer voluntades y asfixiar a gobiernos progresistas aplicando fracasadas recetas que solo infringirán daño al pueblo nicaragüense", ha zanjado.

La Ley Reforma invita también a una "coordinación de sanciones con Canadá y la Unión Europea", a la par que incluye a Nicaragua en la lista de países centroamericanos sujetos a "restricciones de visados relacionados con la corrupción".

Del mismo modo, apunta a examinar la posible corrupción del Gobierno de Ortega, sus presuntos "abusos a los Derechos Humanos cometidos por las fuerzas de seguridad" en comunidades rurales e indígenas, así como sus vínculos con las autoridades rusas.

Respecto a este último punto, se ha requerido aportar información sobre "las ventas militares rusas a Nicaragua y una revisión de posibles sanciones bajo la Ley de Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos".

Ortega ha sido reelegido como presidente del país este fin de semana con cerca de un 75 por ciento de los votos en unas elecciones marcadas por las detenciones de opositores, lo que ha provocado críticas a nivel internacional.

Contador